Información sobre vivienda y economía

El autoconsumo de energía solar se dispara en España a pesar de la pandemia

La potencia contratada aumentó un 30% en 2020, más que en años anteriores

Creative commons
Creative commons
Autor: Redacción

La crisis del covid-19 ha arrastrado a todos los sectores y he llevado a multitud de negocios a sufrir cuantiosas pérdidas, muchas veces irreparables y que han terminado en cierres. Sin embargo, dentro de esta época de crisis global, también han aparecido algunos brotes verdes. 

Este es el caso del autoconsumo de energía solar en España, que no solo no ha visto aumentar su demanda, sino que ha experimentado un crecimiento importante. De hecho, en 2020 se han contratado 596 MW de potencia, lo que supone un incremento del 30% respecto a la cantidad registrada un año antes. 

A simple vista, es un dato que llama mucho la atención. ¿Cómo es posible que, en plena recesión mundial ocasionada por la pandemia, exista un sector que haya experimentado tal crecimiento? Hay diversos factores que explican esta situación y que detallamos a continuación:

El descenso del precio potencia el autoconsumo fotovoltaico

Es una tendencia que se lleva observando desde hace tiempo. Si hace unos años estabas interesado en instalar paneles de energía solar fotovoltaica para el autoconsumo, el precio de la instalación se convertía en muchos casos en una barrera difícil de superar. Además de la progresiva caída de los precios, algunas trabas burocráticas han ido desapareciendo, lo que facilita enormemente todo el trabajo de gestión y los trámites burocráticos necesarios para realizar una instalación de este tipo.

Como consecuencia, la demanda del autoconsumo de energía solar ha ido 'in crescendo' durante los últimos 10 años, en los que el precio de los paneles ha sufrido una caída de más del 80%. En 2020, la combinación de coste más bajo y menos trabas administrativas ha sido más fuerte que la crisis provocada por el coronavirus, por lo que el crecimiento del sector ha continuado su marcha.

La energía solar fotovoltaica usada como inversión

En tiempo de crisis es muy importante actuar con cabeza y pensar detenidamente en qué se va a invertir el dinero. Como hoy en día la rentabilidad de muchos productos de inversión es casi nula, tener los ahorros parados no sirve de mucho. Esta circunstancia, unida a la rápida amortización de la inversión inicial de la instalación (se calcula que en 9 o 10 años se puede recuperar en zonas soleadas), ha derivado en el crecimiento de estas instalaciones como forma de invertir el dinero.

Si, además, añadimos que hay deducciones en el IBI, y que la tasa de ahorro de las familias ha pasado de un 8% a un 31% según el INE, es normal que las instalaciones para el autoconsumo fotovoltaico hayan pasado a ocupar un lugar preferente en las inversiones de los españoles.

El precio de la luz es cada vez más caro

Si nos fijamos en la relación existente entre el precio de la luz y el auge del autoconsumo de energía solar, podemos observar que funcionan como lo que comúnmente se conocen como bienes sustitutivos. Es decir, tu instalación solar fotovoltaica puede hacer el mismo servicio que te presta tu compañía eléctrica, y el aumento del precio de las facturas de esta deriva en el aumento de la demanda de instalaciones para el autoconsumo fotovoltaico.

Puede parecer una tontería, pero a veces los motivos más simples pueden llegar a ser los más importantes. ¿Para qué se va a pagar de más en la factura de la luz si en un periodo relativamente corto de tiempo se puede amortizar la instalación de las placas solares? Cualquier persona llegaría a la misma conclusión y buscaría la forma de pagar menos. En este caso, el autoconsumo de energía solar es casi más una necesidad que una decisión de mercado, ya que es posible ahorrar casi un 30% de media en el consumo mensual.

Eliminación de trabas burocráticas

Aunque lo hemos comentado de pasada con anterioridad, la eliminación de distintas trabas burocráticas ha potenciado enormemente la inversión en el sector. La derogación del "Impuesto del Sol" a finales de 2018 supuso una fuerte base sobre la que asentar el crecimiento del sector. Esta tasa obligaba a las personas que poseían una instalación solar a pagar un impuesto por la cantidad de luz generada y consumida en su propia instalación, lo que constituía un importante contrasentido.

Además, se han eliminado numerosos trámites burocráticos que muchas veces desalentaban al inversor, y se ha permitido y regulado el autoconsumo compartido, lo que puede facilitar la instalación en bloques de viviendas y el consecuente ahorro en varias unidades familiares a la vez. Gracias a estas medidas, España se ha ido equiparando a las regulaciones existentes en otros países como Alemania, que nos llevaban una gran ventaja en todo lo referente al sector.

Colaboración con el medio ambiente

Es evidente que estamos en una época en la que todo lo que tiene que ver con la ecología y la sostenibilidad se mira con buenos ojos. Problemas como el calentamiento global o el crecimiento exponencial de la contaminación, nos invitan a pensar en soluciones alternativas que no intensifiquen ni aumenten el proceso de degradación del planeta. Por este motivo, encontrar una fuente de energía limpia, renovable e infinita como es la luz solar, no solo permitirá ahorrar y producir energía propia, sino que también servirá para poder aportar un granito de arena en la lucha constante contra los daños que sufre La Tierra por culpa de la acción de las personas. Un noble propósito más allá del evidente ahorro económico.

En definitiva, a pesar de la crisis global que ha supuesto la aparición del coronavirus y de todos los efectos negativos en la economía que se han derivado de esta, el autoconsumo de energía solar ha continuado con su crecimiento imparable en el 2020. Sus beneficios como potencial inversión, la reducción de costes en la factura de la luz, la eliminación de trámites burocráticos o el descenso en el precio de las instalaciones, son solo algunos de los factores que explican por qué no solo no se han visto reducidas las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico, sino que han superado con creces las contratadas en los años precedentes.