Información sobre vivienda y economía

La demanda de vivienda en zonas de esquí se recupera por el auge del teletrabajo y la vida en la naturaleza

Instituto de Valoraciones analiza los mercados en zonas de montaña de Huesca, Granada y Lleida

Autor: Redacción

La incertidumbre y las restricciones a causa de la situación sanitaria han marcado el mercado de la vivienda en zonas de esquí, como a todos los ámbitos económicos. Como era de esperar, las transacciones de compraventa en la parte final del año aumentaron con respecto a comienzos de 2020, marcado por la pandemia.

“Los precios de la vivienda en estas provincias muestran un comportamiento similar al de la media nacional, aunque con mayores variaciones en los últimos meses”, afirman los expertos de Instituto de Valoraciones.

En las principales estaciones invernales de España de Huesca, Granada y Lleida, el ajuste de precios a cierre de 2020 fue casi nulo, pero en lo que va de 2021 si se ha visto un mayor movimiento con caída en tasa interanual del 2% en las dos primeras provincias, y subidas por encima del 1% en Lleida. Los precios en las tres zonas rondan entre los 1.200 y los 1.300 euros/m2.

“Tras los meses de confinamiento, el ritmo de la actividad en las zonas de esquí vuelve a su sendero”, destacan los expertos. De hecho, han registrado crecimientos en las compraventas de hasta un 36% interanual en los últimos trimestres de 2020, con los datos del Mitma.

“Esta tendencia se podría deber, entre otras cosas, al interés de los compradores por adquirir viviendas en zonas naturales que también ofrecen muchas opciones para el turismo de verano. Además, en estas zonas, la vivienda se posiciona como un valor refugio por su cercanía a instalaciones deportivas, sus opciones de turismo o su ubicación en entornos tranquilos donde pasar el tiempo libre o incluso el día a día gracias al teletrabajo, algo que aumenta sus posibilidades de rentabilidad”, destacan desde Instituto de Valoraciones.

Una opción que también está despertando el interés de los compradores extranjeros. A pesar de las restricciones para viajar, los compradores foráneos en Lleida representaron un 8,9% del total de operaciones del último trimestre del año, un dato ligeramente inferior (9,4%) al registrado en el cuarto trimestre de 2019. Lo mismo ocurre con Granada. Con datos de Registradores de cuarto trimestre, el 6,1% de las transacciones fueron por parte de extranjeros, frente al 6,6% anterior. Pero en Huesca ha llegado a crecer el peso de la compra por parte de foráneos, con un 5,6%, frente al 3,9% anterior.