Información sobre vivienda y economía

Cómo funciona exactamente la energía solar

Repasamos cómo llega la luz del sol a la Tierra y cómo se transforman esas radiaciones en energía

Cómo funciona la energía solar
Flickr/Creative commons
Autor: Redacción

La energía solar ha experimentado un auge muy importante en los últimos años, tanto que el Gobierno se ha visto obligado a regular las redes de autoconsumo. Teniendo en cuenta que cada vez más personas se decantan por este tipo de energía, es de suma importancia saber cómo funciona la energía solar.

¿Qué es la energía solar?

La energía solar, tal y como su nombre indica, es la que genera el sol y que viaja a la Tierra a través de radiaciones. La importancia que tiene es indudable, ya que se trata de una fuente de energía renovable, por lo tanto, es una auténtica alternativa en contraposición a otras fuentes de energía que están agotándose. Otra de sus características principales es la eficiencia en el uso y aprovechamiento, ya que no contribuye a deteriorar el medioambiente, tal y como ocurre con el petróleo, por ejemplo.

Se caracteriza también por ser abundante e inagotable y España, además, es uno de los países que mayor rendimiento puede obtener debido a sus numerosas horas de sol diurnas. La gran mayoría de comercializadoras ya ofrecen la posibilidad de instalar energía solar en la mayoría de puntos de suministro eléctrico.

Cada vez más empresas y particulares están optando por esta novedosa fuente de energía, más concretamente en dos ámbitos:

  • Autoconsumo. Se trata de instalaciones individuales en las casas, e incluso colectivas, ya que hay comunidades de propietarios que están comenzando a instalar módulos solares en sus zonas comunes.
  • Huertos solares. Los campos solares son zonas en donde se instalan numerosas placas fotovoltaicas para producir y comercializar energía de este tipo a gran escala.

Formas de obtener energía solar

Tal y como se ha indicado anteriormente, el sol es el encargado de calentar a la Tierra vía radiaciones solares. La radiación viaja desde el sol a través del espacio mediante unas partículas denominadas fotones. Estas partículas son las que transportan la energía solar. El éxito de esta fuente renovable consiste en que la energía que recibe la Tierra es 5.000 veces mayor que la que consume, de ahí que se caracterice por ser ilimitada.

Ahora bien, ¿cuáles son las formas principales para obtener energía de este tipo?

En primer lugar, la energía solar fotovoltaica. Se trata de transformar de forma directa la luz solar en electricidad. Se consigue gracias a la transformación de los fotones en electricidad mediante los paneles solares fotovoltaicos que se instalan en los campos, azoteas y terrazas, entre otras zonas.

Y, en segundo lugar, la llamada energía solar térmica o energía termosolar. El objetivo es aprovechar la energía del Sol para el consumo doméstico o particular, e inclusive para producir energía mecánica, de ahí que esta forma de obtener energía sea ampliamente utilizada en sectores industriales. Las empresas que más utilizan este método son aquellas que necesitan alimentar máquinas de refrigeración por absorción, es decir, en vez de emplear electricidad, usan calor. En este caso, se utilizan captadores solares o también llamados colectores solares.

¿Cuál es el funcionamiento de los paneles solares?

Ahora bien, ¿cuál es el funcionamiento de los paneles solares y de los captadores solares?

El objetivo de un panel solar es generar corriente eléctrica con los desplazamientos de los electrones por las celdas o células solares. A este fenómeno se le denomina técnicamente efecto fotoeléctrico o efecto fotovoltaico.

Cuando se produce la conversión de la luz del sol en electricidad es gracias al material semiconductor que absorbe los fotones que provienen de los rayos solares. Con posterioridad, se le transmite a los electrones energía cinegética para que pueda desplazarse en el interior del panel y así producir la energía que vas a necesitar para cocinar, por ejemplo.

La circulación de la energía se da en cadena para que así pueda fluir por toda la placa hasta que llega al inversor que será el encargado de transformar la corriente directa en corriente alterna.

En cambio, el colector solar tiene un funcionamiento más sencillo:

  1. El vidrio opaco que está situado en la parte superior permite que pase parte de la radiación solar hacia el colector.
  2. El calor que se acumula en el interior del colector crea un mini efecto invernadero.
  3. A su paso por el denominado intercambiador de calor, el fluido del depósito que está situado cerca se calienta para transportar la energía térmica a donde tú quieras.

Avances tecnológicos

Este último año los avances tecnológicos y digitales han supuesto numerosos cambios en la mayoría de ámbitos de la sociedad. En base a ello, la energía solar no ha estado exenta de esta revolución.

Las plantas fotovoltaicas flotantes ya están presentes en numerosos países y, además, con unos resultados espectaculares. Son placas solares que flotan en la superficie de depósitos de agua potable, lagos o balsas de residuos, entre otros lugares. Los números hablan por sí solos, ya que las plantas instaladas en Asia han conseguido duplicar la capacidad existente de energía solar, pero con la ventaja de que no se tiene que adquirir terreno.

Los árboles solares se están implantando de forma masiva en Israel, país líder en tecnología. La estructura es similar a la de un árbol natural, no obstante, disponen de paneles solares en forma de hoja conectados a través de ramas metálicas que usan la luz del sol para generar energía. Una de sus características principales es que ocupa 100 veces menos espacio, no obstante, se produce la misma cantidad de electricidad que en una placa solar.

Las estructuras para la fijación y orientación de las placas son de suma importancia para la producción de este tipo de energía, ya que una mala posición de esta estructura puede llegar a ser contraproducente. Las últimas técnicas de hincado y atornillado son cada menos invasivas y, por lo tanto, más respetuosas con el medioambiente. Además, con el paso de los años las estructuras son cada vez más fáciles de instalar, por lo tanto, los costes finales son cada vez menores.

En resumen, es muy importante conocer cómo funciona la energía solar, ya que esta fuente de energía renovable está revolucionando el mercado eléctrico, así como las facturas de los usuarios.

Descubre en idealista/energy cuánto puedes ahorrar instalando paneles solares en el tejado de tu casa.