Información sobre vivienda y economía

El PP arrasa en Madrid: así bajará los impuestos y fomentará el acceso a la vivienda

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El PP ha logrado más escaños en la Comunidad de Madrid que toda la izquierda junta. En concreto, ha obtenido 65 escaños, lo que le permite gobernar con comodidad y sin necesitar a Vox para cada ley: con su abstención basta para que Isabel Díaz Ayuso sea investida presidenta. Con su reelección, los madrileños verán una bajada del tramo autonómico del IRPF, una ampliación de la deducción por alquiler y otra de la deducción por nacimiento o adopción de hijos. En materia de vivienda, el PP pondrá en marcha más viviendas en suelo público a precio asequible.

Qué hará el PP en materia fiscal

El partido liderado por Isabel Díaz Ayuso se compromete a bajar el IRPF y a crear y mejorar varias deducciones autonómicas. “Somos eficientes en el gasto, y por eso podemos bajar impuestos, para que dicho dinero se encuentre en el bolsillo de los ciudadanos, que son los que mejor pueden decidir qué hacer con él”, aseguraba la formación en su programa electoral, que incluía una batería de propuestas:

  • Bajada del tramo autonómico del IRPF de 2,5 puntos. Se reducirán todos los tramos de la tarifa en medio punto y los contribuyentes pagarán hasta un 5,5% menos. Beneficiará a 3 millones de madrileños; es decir, a todos los contribuyentes del IRPF. A lo largo de la Legislatura, se reducirán medio punto todos los tipos marginales aplicables en cada tramo de la escala autonómica del IRPF. La medida será compatible con las nuevas deducciones a las familias, los jóvenes y para favorecer la iniciativa empresarial.
  • Ampliación de las deducciones por alquiler. Los jóvenes madrileños que vivan de alquiler podrán deducirse en el IRPF hasta un máximo de 1.200 euros, un 20% más del límite actual. Además, esta deducción por arrendamiento de la vivienda habitual se ampliará a los menores de 40 años cuando presenten obligaciones familiares o se encuentren en situación de desempleo.
  • Deducciones por los intereses de la hipoteca. Los madrileños hasta los 30 años se podrán deducir de la cuota íntegra del IRPF el 25% de los intereses de la hipoteca para adquirir su vivienda habitual, hasta un máximo de 1.000 € anuales.
  • Deducciones por los préstamos para estudiar. Los estudiantes madrileños podrán deducir de la cuota íntegra del IRPF el 100% de los gastos por intereses de los préstamos para costear sus estudios en grado universitario, máster y doctorado, para que el talento no se vea limitado por la ausencia de recursos. Una fiscalidad justa para las familias
  • Ampliación de la deducción por nacimiento o adopción de hijos. Permitirá que las familias se puedan deducir en el IRPF 700 euros por hijo en los tres primeros años (2.100 euros en total).
  • Deducción por cuidado de mayores. Otra de las propuestas es establecer una deducción en el IRPF de 500 euros para cuidado de mayores en el ámbito familiar, para aquellos ascendientes mayores de 65 años que convivan con el contribuyente.
  • Deducciones para favorecer la conciliación. El PP quiere reforzar las deducciones destinadas a favorecer la conciliación y apoyar a las familias, ampliando tanto la cuantía de la deducción por cuidados en el hogar como los supuestos para aplicarse la deducción. Así, las familias madrileñas podrán deducirse el 25% de las cotizaciones a la Seguridad Social por la contratación de cuidadores de hijos menores de tres años y, como novedad, también para el cuidado de personas mayores en situación de dependencia y personas con algún tipo de discapacidad reconocida, con un límite de 450 euros anuales. En el caso de familias numerosas, la deducción se ampliará al 40% con el límite de 600 euros.
  • Deducción por enseñanza de idiomas. En concreto, quiere ampliar al 15% la actual deducción en el IRPF por enseñanza de idiomas, para reforzar este aprendizaje en nuestra región, imprescindible para el desarrollo de nuestros niños y para el acceso de nuestros jóvenes al mercado laboral.
  • Deducción por cambio de vivienda. Las familias que se vean incrementadas por nacimiento o adopción y, como consecuencia de ello, decidan comprar una nueva vivienda para convertirla en su residencia habitual, podrán deducir el 10% del precio de adquisición, prorrateado en 10 años, de la cuota íntegra del IRPF, con un límite anual de 700 euros. Para poder disfrutar de esta deducción el cambio de vivienda deberá producirse en los 3 primeros años tras el nacimiento o adopción.
  • Los titulares de las familias numerosas de categoría especial no pagarán la cuota autonómica del IRPF durante tres años y las familias numerosas de categoría general pagarán solo la mitad. Con el objeto fomentar la natalidad y apoyar a las familias numerosas se establecerá durante tres años, a contar desde que adquieran tal condición, una deducción a sus titulares del 50% de la cuota íntegra autonómica del IRPF, con el límite de 6.000 euros si la declaración se realiza de forma individual y de 12.000 euros cuando ésta sea conjunta. En el caso de familias numerosas de categoría especial la deducción alcanzará el 100% de dicha cuota autonómica con el límite de 12.000 euros si la declaración se realiza de forma individual y de 24.000 euros si se trata de una declaración conjunta.
  • Se incluirá a los niños en acogimiento en la bonificación del 99% del Impuesto de Sucesiones y Donaciones que se aplica en las transmisiones de padres a hijos
  • Los arrendadores de vivienda podrán deducirse en el IRPF el 10% del importe de determinados gastos asociados al alquiler, como los gastos de conservación y mejora, seguro de hogar y riesgo de impagos, obtención del certificado de eficiencia energética… con un límite anual de 150 euros. Esta deducción tiene el objeto de que se incremente el número de viviendas en alquiler existentes en el mercado, según explica el programa
  • Para las nuevas empresas que creen empleo indefinido se incrementará del 30% al 40% el porcentaje de deducción en el IRPF de la inversión realizada en adquisición de acciones y participaciones de entidades de nueva creación que creen empleo indefinido, y se eleva el importe máximo a deducir de 6.000 a 9.000 euros anuales.

Qué hará el PP en materia de vivienda

La reelegida presidenta de Madrid recoge en su programa los compromisos de la campaña de 2019, remarcando los que se han realizado y los que aún se encuentran en curso. En materia de vivienda el más avanzado es el Plan “Vive Madrid” , promoviendo la construcción de hasta 25.000 viviendas en suelo público, sin coste para la Comunidad, con el objeto de conseguir precios más bajos de alquiler, mediante concesiones en colaboración público-privada.

En materia de deducciones por el alquiler, “los jóvenes madrileños que vivan de alquiler podrán deducirse en el IRPF hasta un máximo de 1.200 euros, un 20% más del límite actual. Además, esta deducción por arrendamiento de la vivienda habitual se mantendrá para los menores de 40 años cuando presenten obligaciones familiares o se encuentren en situación de desempleo”.

Con el objeto de que se incremente el número de viviendas en alquiler existentes en el mercado, se crea una deducción en el IRPF para que los arrendadores puedan deducirse determinados gastos vinculados al arrendamiento. “Podrán deducirse en el IRPF el 10% del importe de determinados gastos asociados al alquiler, como los gastos de conservación y mejora, seguro de hogar y riesgo de impagos, obtención del certificado de eficiencia energética, etc., con un límite anual de 150 euros.

En cuanto a la emancipación de los jóvenes, afirman que pondrán en marcha ayudas directas que permitirán a los jóvenes su ahorro previo para la compra de vivienda o que facilitarán seguros de impago. “Los madrileños hasta los 30 años se podrán deducir de la cuota íntegra del IRPF el 25% de los intereses de la hipoteca para adquirir su vivienda habitual, hasta un máximo de 1.000 euros anuales”.

Para todas las familias que se vean incrementadas por nacimiento o adopción y, como consecuencia de ello, decidan comprar una nueva vivienda para convertirla en su residencia habitual, podrán deducir el 10% del precio de adquisición, prorrateado en 10 años, de la cuota íntegra del IRPF, con un límite anual de 700 euros. Para poder disfrutar de esta deducción el cambio de vivienda deberá producirse en los 3 primeros años tras el nacimiento o adopción.

Los populares destacan de nuevo la necesidad de una nueva Ley del Suelo que dote de seguridad jurídica a la Comunidad de Madrid “queremos un urbanismo sostenible, compatible con favorecer la inversión en nuestra región, dinamizar la economía, generar empleo y afrontar la problemática de la despoblación en el mundo rural madrileño”.