Información sobre vivienda y economía

El covid-19 dispara el interés por teletrabajar en un camping, pero sólo el 10% tiene wifi

EnGenius
EnGenius

La pandemia ha provocado un auge del teletrabajo y una aceleración de algunas tendencias dentro del tejido empresarial. El no tener que ir a la oficina y poder conectarse en remoto ha supuesto que muchos empleados hayan buscado nuevas localizaciones para desempeñar su labor. En este escenario aparecen los campings, un sector que en España aglutina cerca de 800 emplazamientos y que factura 40 millones de euros al año. Pero existe una gran barrera: sólo el 10% cuenta con una conectividad de calidad para poder trabajar.

“En España existen aproximadamente unos 800 campings. Siendo el sector no hotelero con mayor número de pernoctaciones en el año 2020. Este elevado número de pernoctaciones debe hacernos reflexionar sobre la importancia del camping en el sector turístico”, afirma Jesús Yanes, director de desarrollo de negocio de EnGenius España.

“Si bien muchos campings ofrecen conexión a Internet a través de wifi en las zonas comunes (cafetería, zonas de ocio, etc) menos de un 10% de los campings cuenta con conectividad wifi en la totalidad de sus instalaciones, por lo que los huéspedes no podrán acceder a Internet vía wifi a menos que se desplacen a dichas zonas. Esta circunstancia limita sus posibilidades de teletrabajo e incluso de ocio a la hora de acceder a sus plataformas de contenidos habituales”, añade Yanes.

Los propietarios de los campings han detectado este déficit de sus negocios tras la pandemia y el auge de personas que buscan un lugar tranquilo para desempeñar sus funciones laborales. Por este motivo, las peticiones para instalar o mejorar su conectividad ha aumentado hasta un 20% desde la aparición del coronavirus, según datos de EnGenius España. “Si bien inicialmente se esperaba al usuario tradicional con deseos de ‘desconectar’ de su día a día, han sido también muchos los viajeros profesionales que han considerado los campings como un posible lugar de trabajo temporal”, asevera el director de desarrollo de negocio de la compañía.

La realidad es que el viajero profesional que en estos meses ha trabajado desde casa ha pensado en el camping como una alternativa de trabajo y contacto con la naturaleza, si bien las opciones de conectividad han limitado este mercado en auge. En general los campings que disponen de conectividad wifi serían los clasificados como de primera categoría, y el precio no varía en función de la conectividad, sino que engloba toda una serie de servicios comunes.

“La conectividad sirve como filtro positivo, un atractivo extra que permite al establecimiento alcanzar un rango de usuarios con el que de otra forma no podría contar, así como en periodos no típicamente vacacionales. Usuarios que quieren combinar jornadas de trabajo con la posibilidad de realizar turismo en la naturaleza”, aclara Yanes.

Con respecto al coste de esta instalación, el directivo aclara que hay que tener en cuenta como la superficie total del camping o el número potencial de usuarios conectados. Hoy en día existen múltiples soluciones que permiten plantear despliegues de red de forma cableada, mixta o completamente inalámbrica. El rango de costes puede partir desde los 4.000 euros en una instalación básica pero con una elevada calidad de servicio. A partir de dicha instalación básica podremos considerar servicios de cierto nivel, así como plantear infraestructuras que integren automatismos (IoT), vigilancia, gestión de presencia…”, aclara el directivo.

Cabe destacar que EnGenius es una marca que ofrece una gama de dispositivos profesionales diseñados específicamente para trabajar en exteriores y en escenarios de alta densidad de usuarios. “Un camping es un escenario ideal para el despliegue de dicho equipamiento, con puntos de acceso wifi que permiten la conexión de hasta 500 dispositivos”, finaliza Yanes.