Información sobre vivienda y economía

Beverly House: de icono del lujo y el 'glamour' a entrar en proceso de liquidación

La mansión donde se rodó una de las escenas más famosas del cine sigue sin venderse

Una de las mansiones más famosas de Beverly Hills / Jade Mills/Coldwell Banker Residential Brokerage
Una de las mansiones más famosas de Beverly Hills / Jade Mills/Coldwell Banker Residential Brokerage
Autor: Redacción

Una de las mansiones más famosas de Beverly Hills no pasa por su mejor momento. De ejemplo de la grandeza previa al crack del 29, al particular Xanadú de William Randolph Heart, escenario de la luna de miel de JFK y Jacqueline Kennedy o de una de las escenas más icónicas del cine en ‘El Padrino’. Ahora, su actual propietario y sus acreedores se encuentra en ‘guerra’ mientras está a la venta por 125 millones de dólares, unos 112 millones de euros, al cambio actual.

Leonard Ross, flamante abogado e inversor inmobiliario, es el último propietario de la impresionante mansión conocida como Beverly House. Con 30 dormitorios y 40 cuartos de baño, lleva a la venta desde hace unos años, pero no consigue un comprador por sus actuales 125 millones de dólares, unos 113 millones de euros.

Sus problemas financieros con sus acreedores le han hecho declararse en bancarrota para que los tribunales de California decidan qué hacer con este proceso de liquidación. Los prestamistas, por su parte, piden que intervenga un administrador judicial para que concluya la venta y puedan cobras sus deudas. La mansión incluye mobiliario y obras de arte de gran valor.

La mansión es impresionante tanto por dentro como por fuera. Ocupa 15.000 m2 con amplios jardines, fuentes con cascadas y una bonita piscina. Cuenta con un amplio hall de entrada, salón de baile, biblioteca de dos plantas, una sala de cine, salón de juegos y bodega.

Esta famosa e icónica mansión de Berverly Hills ha vivido años de 'glamour' desde que la mandara levantar el magnate Milton Getz allá por 1927. El multimillonario de la comunicación William Randolph Hearst la compró en 1946 y vivió allí hasta su fallecimiento en 1951.

Años más tarde vivió un nuevo episodio de la ‘jet set’ americana, mientras la joven pareja formada por John Fitzgerald Kennedy y Jacqueline Kennedy pasaban su luna de miel entre estas paredes, antes de convertirse en presidente de EEUU.

Pero su gran salto a la fama fue cuando formó parte de la primera película de la saga ‘El Padrino’. Francis Ford Coppola la utilizó en el rodaje como la mansión del productor de cine que menospreció al protegido de Vitto Corleone en Hollywood, Johnny Fontane. Ante la falta de acuerdo para lanzar la carrera del actor, Don Vito le mandó un mensaje que jamás olvidaría… el resto es historia del cine.