Información sobre vivienda y economía

Los españoles nos creemos unos ‘manitas’, pero no tenemos tiempo para demostrarlo

Arreglos domésticos
Autor: Redacción

Ya sea por ahorrar algo de dinero, por divertirnos o porque pensamos que es tán fácil como parece cuando lo vemos en programas de televisión como ‘Bricomanía’, cuando nos planteamos hacer un arreglo doméstico, la mayoría pensamos en hacerlo nosotros mismos en lugar de encargárselo a un profesional.

Sin embargo, estas tareas suelen dilatarse en el tiempo porque el 59% de los españoles admite no tener tiempo para demostrar sus habilidades, según el Informe de Mercado de Bricolaje y Jardineria 2015 elaborado por la web ManoMano.es y la plataforma de estudios de mercado Feebbo.com.

La falta de tiempo es el peor enemigo de los ‘manitas’: solo un 41% de los apasionados por la jardinería y el bricolaje disponen de tiempo para llevar a cabo su pasión, mientras que un 4% no tienen nunca tiempo, un 11% tienen muy poco tiempo y un 44% afirman tener poco tiempo.

Casi la mitad de los encuestados, tanto hombres como mujeres, aseguran que ponerse manos a la obra para hacer bricolaje o jardinería les relaja y les divierte. Algunos prefieren hacer estas tareas solos, otros acompañados por familiares, parejas o amigos.

La mayoría de los encuestados opina que estas dos actividades son una buena manera de pasar tiempo con sus hijos, a la vez que aprenden cosas nuevas y prácticas. Eso sí, en las familias los roles están claros: los peques eligen a papá para hacer bricolaje y a mamá para trabajar en el jardín

Eso sí, todos sueñan con un taller al estilo de Kristian Pielhoff, presentador de ‘Bricomanía’. Un espacio donde poder guardar las herramientas, trabajar en nuevos proyectos, idear, probar, ensayar, errar y triunfar en los proyectos de brico y jardinería de la casa...  si bien  es cierto que apenas un 8% de los españoles lo tiene.

Aunque la mayoría sigue optando por grandes superficies y ferreterías a la hora de hacer sus compras de herramientas, cada vez es mayor el número de personas que realizan sus compras a través de internet, especialmente entre los menores de 40 años.