Información sobre vivienda y economía

‘Do it yourself’ 04: cómo convertir una silla antigua en una moderna estantería

Autor: diy show (colaborador de idealista news)

Este 'diy' que os traemos hoy -elaborado por nuestros amigos de Hadas y Cuscus-, es uno de los que más nos gustan por lo útil que resulta, ya que lo podemos acoplar en casi cualquier estancia de la casa, es decorativo, y encima lo hemos hecho reciclando materiales en desuso: con una silla antigua, hemos hecho una pequeña estantería, que puedes utilizar como colgador o para poner elementos decorativos. ¡Os vamos a explicar cómo!

Lo primero que tenéis que hacer es buscar una silla antigua, que ya no utilicéis o ya no os sirva, en nuestro caso la candidata fue esta.

 

Como tiene el asiento tapizado, hay que encargarse de quitar las telas, cinchas y clavos que pueda tener. Este es el trabajo más pesado.

 

Cuando tenemos ya todo el tapizado quitado, podemos pasar a cortar la silla con ayuda de la caladora. Hay que hacerlo por la parte más cercana al respaldo. Dejaremos un pequeño trozo  de la base donde nos sentamos –como unos 15 centímetros– que luego utilizaremos de repisa.

 

Una vez tengamos la parte que vamos a utilizar cortada, la silla nos queda como en dos mitades, en este caso vamos a utilizar la zona del respaldo.

 

Queremos poner una pequeña repisa por la parte de arriba y, como ya os hemos dicho que este ‘diy’ tiene mucho reciclaje, para hacer la repisa utilizaremos la tapa de una caja de vino que tengamos también por casa. Ya sabéis, ¡Quien guarda halla!

 

Como queremos que encaje bien, tenemos que dar una pequeña forma recortando con ayuda de la caladora, segueta… o lo que tengáis. Y, una vez que está recortado con su forma para que encaje bien, fijamos nuestra tapa a la silla con ayuda de unos tirafondos.

 

Al poner nuestra baldita, lijamos un poco para preparar la silla para pintarla. 

 

Pintamos nuestro ‘diy’, con chakpaint en blanco, dando dos manos y, una vez que lo tengamos seco, decapamos la pintura para sacar la madera de la silla y que el efecto sea vintage. Tratamos posteriormente con cera en color neutro.

 

¡Y ya solo nos queda colgar nuestro ‘diy’ de silla reconvertida en estantería!