Información sobre vivienda y economía

José Luis Ruíz Bartolomé y Susana Burgos: “Si el Euríbor sube, en los próximos 25-30 años la hipoteca se podría doblar”

Los autores del libro “Vuelve ladrillo vuelve”, José Luis R. Bartolomé y Susana Burgos, señalan que el paso de la hipoteca fija a la hipoteca variable ha hecho mucho daño. “La moda del variable ha convertido al cliente en un cautivo del banco” señala Burgos. Recomiendan apostar por la hipoteca fija aunque ahora el Euribor esté muy bajo porque, recuerdan, que tiene mucho recorrido alcista en los próximos años. 

Ruíz Bartolomé asegura, en su intervención en las jornadas de Inmonext organizadas por idealista, que “la situación actual del euribor en mínimos lleva a que en los próximos 25-30 años suba y que la hipoteca se puede hasta doblar”. Por esto mismo, apuestan por las hipotecas fijas ya que hoy en día son más atractivas que en años anteriores. 

Recuerdan que para establecer el valor de una vivienda es importante fijarse en el esfuerzo teórico de compra de una casa. Según datos del Banco de España, en 1991 había que destinar 4,2 años de sueldo bruto para comprar una vivienda, mientras que el esfuerzo financiero sin deducciones suponía el 60% de los ingresos brutos mensuales. Esto se debía a que los intereses de la hipoteca eran muy elevados. 

En 2003 el número de años de ingresos brutos anuales para adquirir un piso ascendió a 6 años, por la subida del precio, mientras que el esfuerzo porcentual mensualmente suponía menos del 60%. los intereses de la hipoteca bajaron. Hoy en día este esfuerzo mensual también ha bajado pero en cambio hay que destinar aún 6,3 años de ingresos brutos anuales para comprar una vivienda. 

Los autores apuestan por el alquiler. En su opinión, se ha duplicado el alquiler en los grandes núcleos urbanos e incluso se ha triplicado en Madrid, Barcelona y Valencia. “Las Socimi están haciendo mucho por profesionalizar el mercado del alquiler”. 

Tanto Bartolomé como Burgos critican que la profesión del mercado inmobiliario no está regulada de ninguna manera salvo en Cataluña. “Ay que darle dignidad a la profesión. El vendedor no es agente, sino asesor”, sentencian.