Información sobre vivienda y economía

Elecciones al Parlament de Cataluña: así valoran los expertos los resultados del 21D

De unas elecciones atípicas, unos resultados atípicos. Inés Arrimadas (C's) fue la candidata más votada con 37 escaños, pero eso solo supuso un 25,37 % en el reparto de votos. La suma de partidos independentistas, JuntsxCat, ERC y la CUP, dan 70 escaños, lo que hace matemáticamente imposible la victoria de C's para hacerse con el poder del Parlament catalán, donde la mayoría se sitúa en 68 escaños. Las conclusiones de varios expertos ante estos resultados es que continúa la incertidumbre y que hace falta política de diálogo, antes de que se siga penalizando la inversión y provoque más fuga de empresas.

Lo que se esperaba como unos comicios que inclinaran la balanza hacia un lado u otro, ha acabado por un movimiento de sillas en el reparto de votos. El partido naranja tuvo un resultado histórico. Con apenas 10 años desde su creación, ha pasado de tener 3 escaños en las elecciones autonómicas de 2006 (89.840 votos) a 37 escaños en estos últimos resultados, con 1.102.099 votantes. Pero, pese a situarse en primera posición, los pactos van a ser la llave para determinar nuevo Govern catalán. Todo apunta que el líder de Pdecat y cabeza de lista por Junts per Catalunya, Carles Puigdemont, que obtuvo 34 escaños, podría lograr mayoría parlamanteria junto a los 32 escaños de ERC y los 4 de la CUP y, así, investirse como futuro presidente de Cataluña. 

Las elecciones, que fueron convocadas por el Gobierno central como respuesta a la declaración de independencia que pronunció el mismo Puigdemont el pasado 27 de octubre, se esperaban como solución a la situación de bloqueo de la política catalana e hiciera que se oscilara, de una forma más concluyente, a un lado u otro en el eje nacional. Pero, finalmente, el reparto de votos y de escaños vuelve a colocar la política catalana en la casilla inicial y el debate soberanista no se ha desbloqueado sino que divide en dos a los votantes sin dejar un claro ganador.

¿Cómo lo ven los expertos?

La movilización ciudadana para acudir a las urnas ha superado todos los récords, con un 81,94% de participación, la más alta de la historia de la democracia en Cataluña y del conjunto de España. Pero para algunos expertos, en vez de ayudar a descongestionar la situación, hacia un lado u otro, "todo sigue igual". Esa es la opinión de Gonzalo Bernardos, profesor de Economía de la Universidad de Barcelona (UB) y consultor inmobilario. Para Bernardos "la existencia de la mayoría silenciosa es un mito" y advierte que "debemos prepararnos para más salidas de empresas y/o nuevas elecciones". 

Para el periodista y analista Ernest Folch, no obstante, "es un buen resultado para la estabilidad económica, porque envía un mensaje de rechazo a los radicalismos y a las aventuras unilaterales". De esta forma, para Folch "se certifica el fracaso del unilateralismo: no hay apoyo social para una DUI, pero tampoco lo hay para aplicar el 155". El desbloqueo político que se esperaba lograr con estas elecciones, Folch apunta que "no basta con tirar de la legalidad. Habrá que tirar de la política, habrá que pactar y encontrar soluciones sofisticadas".

En lo que economía y mercado inmobiliario se refiere, Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, piensa que "los resultados vaticinan unos meses de continuismo en lo económico e inmobiliario que se reflejará desde comienzos de 2018: ralentización de las decisiones de compraventa e incertidumbre que no beneficia a la recuperación económica que ya disfrutaba Cataluña". Por su parte, Bernardos considera que con estos resultados "la recuperación se aleja: en 2018, presumiblemente, España crecerá a dos velocidades, expansión en el resto del país y estancamiento para Cataluña", opina. 

Para Renta 4, entidad financiera especializada en productos y servicios de inversión, "se extiende así la incertidumbre política, con una difícil gobernabilidad, aunque no esperamos escenarios extremos de unilateralidad en la toma de decisiones tras el resultado electoral". 

Desde otra perspectiva, Elisenda Paluzie, profesora titular de Teoría Económica de la UB, valora los resultados alentadores, pues "la incerteza no se resolverá pero ayudarán a disminuir y a diluir los efectos negativos conforme vayan pasando los meses". Para Paluzie, el incremento de participación y "pese a las condiciones difíciles", la victoria es para los indepentistas, pero cree que estos "se deberán replantear su estrategia, las circunstancias son complejas, aunque en términos económicos habrá una cierta calma".

Otro punto de vista es el de Sandra Daza, directora general de Gesvalt, quien resalta que "para la actividad económica y el crecimiento de la inversión es fundamental que exista un marco social y político estable donde a las compañías e inversores se les proporcione confianza y seguridad". Asimismo, de cara al nuevo año, para Daza es "indispensable recuperar la estabilidad para que la inversión vuelva con la intensidad deseada, tal y como ocurrió en la primera mitad de 2017".

Así, el nuevo Gobierno que se forme tiene ante sí el reto de recuperar la estabilidad económica que ha marcado el ritmo en Cataluña, por eso para Rafael Pampillón, profesor de IE Business School, "es muy difícil que se les ocurra hacer una declaración unilateral de independencia". Pampillón concluye que ante esta situación, donde "Cataluña no crecerá a la misma velocidad que nos tenía acostumbrados, el crecimiento del PIB español pasará del 3,1% en 2017 al 2,4% en 2018".