Información sobre vivienda y economía

Rebajas 2018: que no te engañe tu cerebro y otros consejos prácticos para evitar sustos

Wikimedia commons
Wikimedia commons
Autor: Redacción

Ya está aquí uno de los momentos de mayor consumo del año: la campaña de rebajas de verano. Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomiendan hacer una lista de lo que necesitamos con el fin de evitar las compras compulsivas y tener presente que, a pesar de que cambian los precios, las garantías y los derechos son los mismos que en cualquier otra época. 

Lo primero que debemos tener claro es que el cerebro nos engaña cuando 'nos vamos de rebajas'. Nos creemos a pies juntillas el 'dos por uno', el 'descuentos de hasta el 70%' o lo de 'últimas unidades' sin preguntarnos si realmente vamos a necesitar eso que estamos comprando. Muchas veces somos víctimas de nuestros propios engaños cognitivos y del marketing, de ahí la necesidad de hacer una lista de productos. 

Al margen de esta consideración general, estos son los consejos de la OCU para disfrutar de las rebajas sin sobresaltos: 

1. La diferencia de precio debe ser visible. El organismo recuerda que la normativa indica que los productos deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos un mes. Ademáslos objetos rebajados deben mantener su precio original junto al rebajado, o bien indicar de forma clara el porcentaje de descuento. 

2. Baja el precio, pero no la calidad. A pesar de que comprar un producto en rebajas sea más económico que en otra época del año, la normativa establece que la calidad debe ser exactamente la misma. 

3. Las garantías se mantienen. La OCU es muy clara: el servicio posventa y la aplicación de la garantía son iguales durante las rebajas que en el resto del año.

4. Las condiciones especiales deben estar bien visibles. Algunos comercios establecen unas condiciones especiales para las compras en periodo de rebajas (sobre las devoluciones, la aceptación del pago con tarjeta...) La normativa lo permite, pero obliga a que esas condiciones estén claramente indicadas y en un lugar visible para el consumidor.

5. Reclama si tienes problemas. La reclamación siempre es una opción para el consumidor, independientemente de la época del año en la que nos encontremos. Sin embargo, es necesario conservar siempre el ticket o factura simplificada de la compra. "Si lo pierde, con él pierde también el derecho a cambiar, devolver o reclamar tras la compra". 

6. Revisa los cargos extra si compras online. En el caso de que el consumidor realice una compra por Internet, debe revisar posibles gastos adicionales, como recargos de tarjeta o gastos de envío y devolución. Así pues, antes de pinchar en el clásico ‘terminar compra’, es recomendable leer detenidamente la letra pequeña y las condiciones 

Ver más noticias de: 
Rebajas 2018OCUCampaña de Verano