Información sobre vivienda y economía

Baja el número de pensionistas y el gasto de pensiones en España debido al coronavirus

Autor: Redacción

El coronavirus ha propiciado un hecho insólito en España: por primera vez, ha bajado el gasto mensual que asumen las arcas públicas en pensiones de jubilación, viudedad, orfandad e incapacidad permanente, entre otras.

Según los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el pago de las nóminas se situó el 1 de mayo en 9.852, 78 millones de euros, lo que arroja una leve caída del 0,27% respecto a la cifra registrada un mes antes. A pesar de que el descenso es testimonial, es la primera vez que se observa un retroceso del gasto en pensiones.

Detrás de este hito hay dos factores relacionados con el coronavirus: el primero es el freno de las nuevas altas en el sistema de las pensiones por el cierre de las oficinas de la Administración ante el decreto del estado de alarma. Y el segundo, que los mayores de 65 años son el colectivo más vulnerable al virus y el que ha acaparado el mayor número de fallecimientos en nuestro país.

En el mes de abril (al que corresponde dicho gasto) se contabilizaron poco más de 31.000 nuevas pensiones, casi un 14% menos que en marzo y un 32% menos que en el cuarto mes de 2019.

Según explica el Ministerio liderado por José Luis Escrivá, en lo que va de año, se ha registrado una reducción del 33,8% en el número de expedientes iniciados en comparación con el mismo periodo del año pasado (según los datos facilitados por el Instituto Nacional de la Seguridad Social). Por ejemplo, en marzo y abril se han iniciado 32.512 expedientes por jubilación, frente a los 49.798 de un año antes.

En el acumulado del año (de enero a abril), se han registrado 157.896 nuevas pensiones (lo que supone un descenso del 22,1% respecto al mismo periodo del año anterior), mientras que han causado baja 205.638 pensiones (un 17,5% más que el año anterior).

En este sentido, el organismo explica que “a raíz del decreto del estado de alerta, las oficinas de la Seguridad Social dejaron de prestar atención presencial. Los ciudadanos deben presentar las solicitudes de prestaciones y realizar el resto de trámites con el organismo exclusivamente por vía telemática o telefónica. Esto ha motivado que una parte de los ciudadanos opten por retrasar las gestiones con el organismo”.

Además, “hay que tener en cuenta cómo ha influido la pandemia de covid-19 en términos de mortandad sobre el conjunto de la población y, en mayor medida, sobre el colectivo de las personas de mayor edad”, explica el Ministerio.