Información sobre vivienda y economía

El Gobierno aprueba otros 50.000 millones de ayudas a las empresas para impulsar la recuperación

La Moncloa
La Moncloa
Autor: Redacción

El Gobierno saca más munición para paliar los efectos de la crisis del coronavirus y reactivar la economía tras el fin del estado de alarma. El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto-ley de Medidas Urgentes para Apoyar la Reactivación Económica y el Empleo, un plan que contempla un nueva línea de avales y la puesta en marcha de un fondo de rescate para apoyar la solvencia de empresas estratégicas. Entre ambas medidas suman una dotación de 50.000 millones de euros.

De dicha cantidad, 10.000 millones se corresponden al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégica, que será gestionado por un Consejo Gestor a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que entra dentro del marco europeo de medidas de apoyo económico frente al coronavirus y que se corresponde con "un nuevo instrumento que estará dotado inicialmente con 10.000 millones de euros y cuyo objetivo es aportar apoyo público temporal para reforzar la solvencia empresarial de empresas no financieras afectadas por la pandemia del covid-19 que sean consideradas estratégicas para el tejido productivo nacional o regional", explica el Ministerio de Hacienda.

El organismo asegura que la ayuda "va destinada a sociedades que atraviesen severas dificultades de carácter temporal como consecuencia del covid-19 y que sean consideradas estratégicas por diversos motivos, como pueden ser su sensible impacto social y económico, su relevancia para la seguridad, la salud de las personas, las infraestructuras, las comunicaciones o su contribución al buen funcionamiento de los mercados". 

Ahora bien, de momento se desconocen los requisitos. La documentación oficial solo detalla que las potenciales beneficiarias "deberán cumplir las condiciones previstas en el Marco Temporal comunitario y las que serán fijadas en próximas fechas por el Consejo de Ministros". No obstante, sí que detalla que deben ser las propias empresas interesadas las que deberán solicitar acceso a este fondo y que se podrá articular, según el caso, a través de la concesión de préstamos participativos, la adquisición de deuda subordinada y la suscripción de acciones u otros instrumentos de capital.

Además de este fondo de rescate, el Ejecutivo ha ampliado con otros 40.000 millones más los avales ICO destinados a apoyar la inversión de empresas y autónomos, y que se suman a los 100.000 millones aprobados al principio de la crisis, aunque en este caso el fin es distinto. 

Según el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, la nueva línea "tiene como objetivo apoyar nuevos proyectos de inversión del tejido productivo, tras una primera fase en la que primó la cobertura de las necesidades de liquidez. Se dirige a impulsar la actividad inversora y fomentarla en las áreas donde se genere mayor valor añadido, en torno a dos ejes principalmente: la sostenibilidad medioambiental y la digitalización". 

Al igual que en el caso anterior, las características específicas de la línea, el porcentaje de cobertura y la distribución por tramos se aprobarán por Acuerdo de Consejo de Ministros en las próximas semanas.

Economía también hace balance de las líneas ICO y asegura que esos 100.000 millones han permitido, hasta la fecha, que empresas y autónomos reciban 85.150 millones de euros en financiación para atender necesidades de liquidez. Con datos a 1 de julio, se han aprobado 663.995 operaciones, con un importe avalado de 64.725 millones de euros principalmente a pymes y autónomos.
.