Información sobre vivienda y economía

Calviño, sobre el control de los alquileres: “Los problemas no se resuelven con una varita mágica”

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El control del precio del alquiler vuelve a crear división de opiniones en el Gobierno. A pesar de que PSOE y Podemos pactaron incluir el tope de los precios en la Ley de Vivienda que prepara el Ejecutivo, acuerdo que fue necesario para sacar adelante el Proyecto de los Presupuestos Generales del Estado de 2021, la ministra económica Nadia Calviño cree que es un error inducir a los ciudadanos a pensar que una sola medida puede resolver los problemas de España en materia de vivienda. 

Según ha insistido la vicepresidenta económica en el programa Espejo Público, “desde hace dos años y medio vengo diciendo lo mismo. La evolución del mercado inmobiliario y del precio de la vivienda y del alquiler es una cuestión compleja y los ciudadanos lo que quieren es que les expliquemos es que las cosas son complejas y no que les digamos que las cosas se resuelven fácilmente con una varita mágica”.

“Creo que no hay que inducir a error a la gente para pensar que hay una medida que va a resolver todos los problemas, y en un mercado en el que los precios están cayendo. No juzgo a las personas que defienden esta medida, pero son muchas las medidas que hay que tomar”, ha recalcado Calviño.

La titular económica ha recordado que el acceso a la vivienda en España, sobre todo por parte de los jóvenes, es una de las prioridades del Gobierno liderado por Pedro Sánchez y que, por ello, en los últimos dos años y medio ha tomado diferentes medidas encaminadas a “facilitar la movilización de los suelos públicos, mejorar la protección de los inquilinos, mejorar el funcionamiento del mercado de viviendas turísticas o frenar los desahucios en un momento tan extraordinario como la pandemia. Y tendremos que preparar la Ley de Vivienda para seguir avanzando en un mejor funcionamiento del mercado”, ha añadido. Recordemos que la partida en vivienda de los Presupuestos incluyen una dotación récord de más de 2.000 millones de euros gracias a los fondos europeos. 

Además de Calviño, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana también se muestra partidario de que las actuaciones estén más encaminadas a aumentar la oferta de viviendas en alquiler y menos a restringir los precios. Una alternativa que, de hecho, ya puso en marcha Cataluña en septiembre y que se ha topado con las críticas del sector inmobiliario.

Sobre el motivo por el que la economía española está sufriendo un mayor impacto de la crisis del coronavirus que otras potencias europeas, Calviño ha insistido en que “hay un factor fundamental y es el peso importante del turismo, de la restauración y la hostelería, y todo lo relacionado con las relaciones personales. Y es evidente que en una pandemia que lo que exige cortar con esas relaciones personales afecta de una manera particularmente intensa a una economía como la española, como sucedió en el segundo trimestre del año. Y sin embargo lo que vemos es que existe una base sólida, por eso la economía creció tanto en el tercer trimestre”.

Según los datos del INE, el PIB se disparó en verano un 16,7% en términos trimestrales, mejorando incluso las previsiones más optimistas, aunque en términos anuales el descenso se situó cerca del 9%.

Respecto al proyecto de las cuentas públicas para 2021 que presentó la semana pasada el Gobierno, y ante las críticas de organismos como el Banco de España a medidas como la subida salarial a los funcionarios o una previsión optimista de ingresos públicos, Calviño ha defendido el alza de las pensiones al considerar que “está suficientemente justificada”, así como la subida de los funcionarios.

Además, la ministra ha recordado que el incremento de los sueldos será de un 0,9% y que, con ella, los empleados públicos “podrán aumentar su consumo”. También ha defendido la nueva ley contra el fraude fiscal y ha recalcado que los pronósticos del Gobierno en materia de ingresos o sobre la evolución de la economía son prudentes. Para este año, el Ejecutivo estima una recesión del 11,5%, frente al más del 12% que espera por ejemplo la Comisión Europea, así como una remontada superior al 7% en 2021, frente al 6% que fijan como máximo Bruselas o BBVA Research.