Información sobre vivienda y economía

La partida de vivienda en los Presupuestos de 2021 bate récord gracias a los fondos europeos

Gtres
Gtres

La vivienda cobra protagonismo en los Presupuestos Generales del Estado de 2021. De hecho, es una de las partidas que más se ha incrementado gracias a las ayudas que recibirá España a través del fondo de recuperación que ha creado la Unión Europea para minimizar el impacto de la crisis del coronavirus.

Las cuentas públicas del próximo año que ha diseñado el Gobierno, y que ya han llegado al Congreso de los Diputados para iniciar su trámite parlamentario, incluye una dotación de 2.253 millones de euros para el área “Acceso a la Vivienda y Fomento de la Edificación”. Una cifra que supera en un 368% a la que incluía el Presupuesto base de 2020 y que multiplica en varias veces a las cantidades que ha recibido en los últimos años.

Desde 2017, sin ir más lejos, se han destinado menos de 500 millones de euros al año a la vivienda, la mitad que a finales del pasado ciclo alcista de la economía. Entre 2006 y 2010, la vivienda se llevó más de 1.000 millones al año del presupuesto público, alcanzando el pico en 2009, cuando se presupuestaron algo más de 1.600 millones de euros.

¿Y a qué responden estas diferencias? La respuesta es que la vivienda es una de las áreas económicas que recibirá más fondos europeos. Según la documentación remitida por el Ministerio de Hacienda, la vivienda se quedará un 6,2% del total de las ayudas comunitarias incluidas en los Presupuestos de 2021 (27.000 millones) o, lo que es lo mismo, con 1.652 millones de euros. Por delante de la vivienda se encuentran sanidad, educación y, sobre todo, industria y energía, que va a ser la receptora del 21,1% de las ayudas.

Si quitamos esa inyección extra por parte de Europa, descubrimos que la vivienda recibirá otros 602 millones de euros del presupuesto nacional. Una cifra que se acerca más al promedio de los últimos años y que reduce el aumento presupuestario desde el 370% hasta el 25%.

Además, y a pesar de esa subida, el peso de la vivienda en las cuentas públicas se mantiene en el 0,1%, lo que significa que la cuando en 2016 representó un 0,2%.

No obstante, la cifra cambia si entran en juego los fondos europeos y se analiza el peso de los 2.253 millones de euros de euros totales: representan un 0,5% de los Presupuestos.

El destino del presupuesto

Con este presupuesto, el Gobierno quiere impulsar el acceso a la vivienda principalmente por parte de los jóvenes y de colectivos vulnerables, ampliar el parque público de viviendas asequibles de alquiler social, y fomentar la rehabilitación, un fin que se enmarca en los objetivos que se ha marcado la Unión Europea para cumplir con la bautizada 'neutralidad energética' en 2050. 

Según consta en el Libro Amarillo de los Presupuestos Generales del Estado de 2021, en los créditos destinados al Acceso a la vivienda y fomento de la edificación destacan "la financiación prevista por el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (el fondo europeo) para programas de rehabilitación, tanto para rehabilitación sostenible y digital de edificios públicos, por cuantía de 70 millones de euros, como para programas de rehabilitación para la recuperación económica y social a desarrollar a través de las CCAA, por importe de 1.550 millones de euros".

Por otro lado, para la promoción de viviendas en alquiler asequible o social se incluyen 30 millones de euros destinados a subvenciones a ayuntamientos y otros entes locales, mientras que hay otros 20 millones de euros para un programa piloto para la regeneración de barrios y la renovación urbana. 

Además, el documento destaca que entre los objetivos también están el impulso a arquitectura más sostenible y saludable, la mejora de las condiciones de accesibilibilidad de la edificación; la adecuación del marco reglamentario español a las Directivas europeas y a otros compromisos y acuerdos de carácter internacional; el fomento de la calidad de la edificación, y el refuerzo de las actuaciones de recuperación del patrimonio arquitectónico, entre otros. Junto a ellos están también el mantenimiento de las ayudas a la emancipación. 

El Ejecutivo prevé mantener estas líneas maestras en su política de vivienda durante toda la legislatura. Entre 2021 y 2023, por ejemplo, quiere impulsar la rehabilitación de medio millón de viviendas, mientras que para aumentar el parque público de vivienda asequible está el 'Plan 20.000', que busca desarrollar 20.000 pisos asequibles. Además, a principios del año que viene tiene previsto ampliar a toda España la regulación del mercado del alquiler a través del control de precios, una medida que, sin embargo, se ha topado con las críticas en bloque del sector inmobiliario.