Información sobre vivienda y economía

Estas son las medidas con las que el Gobierno quiere crear 550.000 nuevos autónomos

A la izquierda, Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno; a la derecha, Fátima Báñez, ministra de Empleo
Gtres
Autor: Redacción

El objetivo del Anteproyecto de Ley que ha presentado el Ejecutivo es que la afiliación a la Seguridad Social se incremente en más de medio millón de personas hasta 2019. Algunas de las medidas de apoyo que plantea son compatibilizar la actividad por cuenta propia con el cobro del paro, permitir que el desempleo sirva para cubrir los gastos del inicio de la actividad y ampliar los requisitos para acogerse a la tarifa plana de la cuota mensual de autónomos.

Según el Gobierno, el Anteproyecto de Ley de fomento y promoción del trabajo autónomo y la economía social permite sistematizar todos los incentivos al autoempleo, ampliarlos a nuevas edades y colectivos y reforzar los mecanismos de segunda oportunidad y de protección, especialmente para los autónomos económicamente dependientes.

"Este paquete de incentivos al emprendimiento autónomo y a la economía social puede facilitar la creación de 550.000 empleos en España, lo que permitiría alcanzar los 3.600.000 afiliados en el Régimen Especial de Autónomos", ha asegurado la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

La normativa, que aún debe pasar por el Consejo Económico y Social y el Congreso para entrar en vigor, engloba diferentes medidas que han sido aplaudidas por las asociaciones de autónomos:

1.  Capitalizar el paro a cualquier edad. La nueva normativa permite que todos los autónomos puedan capitalizar el desempleo, sea cual sea su edad, y que lo utilicen de tres formas: capitalizar el 100% en un pago único, capitalizar una parte y usar el resto para pagar las cuotas mensuales a la Seguridad Social o destinar toda la prestación al desembolso de dichas cuotas. De esta medida se pueden beneficiar cerca de 150.000 autónomos.

2.  Usar el paro para crear la sociedad. Además, la ley permite al autónomo usar el paro que le queda para invertir en un proyecto y cubrir los gastos asociados al inicio de su actividad. “El texto abre la posibilidad a los beneficiarios de las prestaciones por desempleo que puedan capitalizar su paro para realizar una aportación al capital social de todo tipo de sociedades mercantiles de nueva creación, siempre y cuando tengan el control efectivo de la empresa”, explica el comunicado oficial.

3.  Usar el paro para formarse o asesorarse. Asimismo, posibilita al autónomo que utilice el paro para cubrir los gastos de constitución de una nueva sociedad y/o para contratar servicios específicos de asesoramiento, formación o información. En este último caso, existe un límite: puede usarse como máximo el 15% de la cantidad capitalizada.

4.  Cobrar el desempleo mientras es autónomo. Desde la entrada en vigor de la ley, los autónomos, sea cual sea su edad, podrán compatibilizar durante un plazo máximo de 270 días  (nueve meses) el paro con el alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Hasta ahora, solo los menores de 30 años podían acogerse a esta posibilidad y se espera que la medida beneficie a 50.000 trabajadores por cuenta propia.

5.  Cinco años para reanudar el cobro del paro. Hasta ahora, los autónomos tenían un plazo máximo de dos años para reanudar el cobro del desempleo. La nueva normativa, en cambio, amplía el plazo hasta los 60 meses. Esto significa que el autónomo que tenga derecho a recibir la prestación por desempleo tiene cinco años de plazo para reanudar su cobro. Ahora bien, a partir de los 24 meses, añade el texto, “el autónomo deberá acreditar causas económicas u organizativas”. La previsión es que unos 90.000 autónomos se acojan a esta medida.

6.  Se reduce un poco más la Tarifa Plana. La normativa también incluye algunos cambios en la famosa Tarifa Plana. Una vez que entre en vigor, la cuota por contingencias comunes se durante los primeros seis meses se reducirá de 55,78 euros a 50 euros exactos cuando el autónomo quiera pagar el mínimo mensual (si desea pagar otra cantidad, la bonificación será del 80%). Durante los siguientes seis meses, la bonificación será del 50% y durante los seis meses siguientes, los jóvenes menores de 30 años y las mujeres menores de 35 años recibirán una bonificación del 30%.

7.  Los que contraten también optarán a la Tarifa Plana. El anteproyecto de ley también contempla la extensión de la tarifa plana anterior a aquellos trabajadores por cuenta propia que contraten a algún trabajador. Hasta ahora, perdía dicho incentivo.

8.  Cotización reducida para los autónomos protegidos. La normativa contempla que las víctimas del terrorismo o de la violencia de género y las personas con discapacidad tengan una cotización reducida durante cinco años: los primeros doce meses, la cuota será de 50 euros (o la mencionada reducción del 80% si pagan una cuota superior a la mínima) y durante los 48 meses restantes, la cuota tendrá una bonificación del 50%.

9.  Más incentivos para los familiares colaboradores. Los familiares colaboradores (es decir, los que se contratan para que ayuden en el negocio) tendrán una bonificación extra de seis meses. Hasta ahora, la reducción era del 50% durante 18 meses, mientras que con la nueva normativa podrán disfrutar de una reducción del 25% durante los seis meses posteriores. Así pues, tendrán bonificaciones durante un plazo de dos años. Se espera que unas 45.000 personas se beneficien de la medida.

10. Un respaldo a los autónomos económicamente dependientes. La normativa permite a este tipo de autónomos (que al menos perciben el 75% de sus ingresos de un único cliente) tengan una bonificación por contratar a un trabajador bajo determinadas circunstancias, como el riesgo durante el embarazo, lactancia de un menor de menos de nueve meses o en periodos de maternidad. Con esta medida, dice el Gobierno, se evitará que el cliente tenga una justificación para la extinción del contrato, ya que habrá alguien cubriendo su puesto.

11. Bonificación por cuidados a menores y dependientes. La ley también permite bonificaciones del 100% en la cotización a la Seguridad Social durante un máximo de un año cuando el autónomo "precise reducir eventualmente su jornada por cuidado de menores de siete años a su cargo o personas en situación de dependencia reconocida, siempre que contraten a un trabajador que les permita mantener la actividad".