Información sobre vivienda y economía

¿Quién puede y quién no puede acogerse la Ley de Segunda Oportunidad?

Autor: Redacción

La Ley de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social, popularmente conocida como Ley de Segunda Oportunidad, tiene como objetivo favorecer los acuerdos extrajudiciales de pagos y la exoneración de deudas a particulares y pymes en problemas por culpa de la crisis económica de los últimos años. 

La normativa nació con el fin de ser un balón de oxígeno para aquellos emprendedores o pequeños empresarios que han fracasado y no pueden hacer frente a las deudas que han contraído. Aunque entró en vigor el pasado verano, seis meses después aún son numerosas las dudas que genera y muchos se preguntan qué hace falta para acogerse a ella. 

La plataforma de reclamaciones online reclamador explica en qué casos se puede acceder a la Ley de Segunda Oportunidad y en cuales no:

¿Quién puede acceder? 

  • Persona físicas: cualquier particular insolvente o que no pueda hacer frente a los pagos y que no posea más de 5 millones  de pasivo. 
  • Persona jurídica: empresas que pudieran someterse a concurso abreviado por cumplir alguno de los requisitos del art. 190LC, que tenga recursos para sufragar el proceso y cumplir el acuerdo, sea o no sociedad de capital, por lo que no necesario actividad económica.

¿Quién no puede? 

Quedan excluidos quienes hayan sido condenados en sentencia firme por delito contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública, la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los 10 años anteriores a la declaración de concurso. 

Además, las personas que, dentro de los cinco últimos años, hubieran alcanzado un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores, hubieran obtenido la homologación judicial de un acuerdo de refinanciación o hubieran sido declaradas en concurso de acreedores, tampoco pueden acceder. De la misma manera, quienes se encuentren negociando con sus acreedores un acuerdo de refinanciación o cuya solicitud de concurso hubiera sido admitida a trámite, se quedan fuera. 

42.000 empresas en concurso desde 2008 

Desde 2008, inicio de la crisis económica, más de 42.000 empresas se han visto obligadas a solicitar el concurso de acreedores. Sólo durante el pasado año, más de 4.700 presentaron concurso de acreedores en toda España, según datos del Boletín Oficial del Estado recopilados por PwC en su Baremo Concursal 2015. 

En 2014 la cifra superó las 6.400, y en 2013, la de 9.000 concursos. De media al año, hay más de 700 particulares y más de 200 personas físicas (empresarios) en concurso, según los últimos datos de Instituto Nacional de Estadística (INE).