Información sobre vivienda y economía

Así ha cambiado la Declaración de la Renta en los últimos años

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro
Gtres

Desde finales del siglo pasado, la forma en la que los españoles rendimos cuentas con Hacienda por nuestras rentas se ha transformado. En este tiempo ha aumentado con fuerza el número de declaraciones presentadas, se han simplificado los procesos y se ha generalizado la presentación online. El próximo cambio más importante será despedirse del borrador y el programa PADRE para usar un modelo único.

Pero antes de hablar del futuro, recordemos cómo ha sido el pasado. ¿Sabes cuántas declaraciones se presentaban hace una década? ¿Y desde cuándo podemos hacer el proceso por Internet?

Este año, la Agencia Tributaria espera recibir 19,275 millones de declaraciones, un 1% más que un año antes. A lo largo de la crisis, todas las campañas se han saldado con más de 19 millones de declaraciones siendo la Renta de 2011 la que todavía registra la cifra más elevada. En dicha campaña, Hacienda recibió más de 19,5 millones.

Sin embargo, no siempre fue así. Cuatro años antes (en la Campaña 2007) se presentaron casi un millón de declaraciones menos, mientras que en las Rentas de 2003 o 2004 la cifra estaba por debajo de 16 millones.

El crecimiento masivo de Internet

Otro de los cambios más destacados lo ha provocado la posibilidad de hacer la declaración por internet, una opción que ya estaba disponible en la Renta de 1998 (por tanto, se empezó a usar en el año 1999). Ahora bien, por aquel entonces no todos los contribuyentes podrían utilizar el canal online, sino que era necesario tener un certificado expedido por la Fábrica Nacional de moneda y Timbre para que la declaración tuviera validez jurídica. Unos requisitos que, por tanto, convertían a la Red en la herramienta minoritaria para presentar la declaración.

Según los cálculos de Hacienda, en la Renta de 2009 apenas 115.260 contribuyentes la usaron. En cambio, en la de 2004, el primer año en el que todo el proceso se pudo hacer online, el número ascendió a 2,9 millones. En la campaña de 2006, por ejemplo, se presentaron por Internet 4,5 millones de declaraciones y en la de 2011 se superaron los 10 millones. En la última declaración, el número se quedó al borde de los 14 millones, y todo apunta a que en la campaña actual se superará dicha barrera. Esto significa que, hoy en día, más del 70% de las declaraciones se hacen por Internet.

Los principales cambios históricos

La Agencia Tributaria presume de haber facilitado la vida al contribuyente gracias a los cambios que ha introducido en el proceso de elaboración de la declaración. ¿Y cuáles han sido esas modificaciones? Entre las más destacadas está la llegada del servicio de cita previa en las oficinas, que se instaló en el año 1995 (Campaña 1994).

Dos años más tarde (1997), Hacienda puso a disposición de los contribuyentes los datos fiscales más relevantes para que pudieran confeccionar su declaración de la renta, mientras que en 1999, como decíamos unas líneas más arriba, se estrenó la oficina virtual para realizar parte de proceso por Internet.

Los demás pasos importantes ya se han dado en el siglo XXI. Por ejemplo, en el año 2003 (hablamos, pues, de la campaña de 2002) se empezó a enviar el borrador; esto es, la propuesta de declaración que nos hace Hacienda y que hoy en día es el método que utiliza la mayoría de los contribuyentes para presentar su declaración.

¿Cómo funcionaba por aquel entonces? Lo que hizo la Agencia Tributaria fue crear una especie de prueba piloto antes de generalizar su uso. Para ello, ensayó con unos 400.000 contribuyentes con la intención de que en 2004 lo utilizaran más de 6 millones de declarantes, coincidiendo con otro cambio: que el borrador pudiera confirmarse llamando por teléfono a la Agencia. Desde entonces, el uso del borrador ha ido creciendo y ya más de 8 millones de declaraciones (más de la mitad) se realizan basándose en las simulaciones que plantea Hacienda. En la campaña en curso, sin ir más lejos, solo en la primera semana ya se han presentado 1,64 millones de borradores.

Los cambios más recientes

En el último lustro, Hacienda ha seguido dando más pasos en la simplificación del proceso para presentar la declaración. Entre ellos destaca la introducción del servicio RENØ en el 2011 (esto es, en la campaña de la renta 2010), cuyo estreno estuvo envuelto en un sinfín de problemas técnicos.

Desde entonces, los contribuyentes solo necesitan tres documentos para conseguir su borrador o sus datos fiscales por internet de forma instantánea: su NIF (y el de su cónyuge si es una declaración conjunta), el número de la casilla 415 de la declaración del ejercicio previo (el año pasado era la 620) y el número del móvil en el que quiere recibir la famosa referencia.

Con este sistema, el contribuyente no tiene que esperar a recibir por correo sus datos para poder presentar la declaración, sino que puede obtener toda la información por internet de forma rápida y sencilla.

Lo que también se ha ido simplificando es el famoso programa de ayuda PADRE, que se empezó a distribuir a finales de los años 80 y que ha vivido su gran cambio en la presente campaña. ¿Qué es lo que ha cambiado? Básicamente, que este año incluye algunos datos de forma automática, siempre y cuando la Agencia Tributaria no necesite información adicional (por ejemplo, sobre los rendimientos del trabajo, de las cuentas bancarias o de los planes de pensiones que estén en régimen general). Hacienda también aporta algunas informaciones de manera semiautomática (como los rendimientos implícitos del capital mobiliario o datos de inmuebles) y ha habilitado un servicio de avisos para que el contribuyente sepa qué datos debe revisar y/o corregir.

Renta Web, el único documento para hacer la Declaración

La declaración del año que viene, más allá de reflejar las novedades que ha introducido la reforma fiscal que entró en vigor el pasado 1 de enero, incluirá uno de los cambios más significativos de la declaración de la renta. Se trata de la llegada del sistema bautizado como Renta Web, que va a integrar el borrador con el Programa PADRE y al que se podrá acceder mediante distintos dispositivos.

De esta forma, explica la Agencia Tributaria, habrá “un único producto para elaborar las declaraciones por Internet. En esta única actuación quedarán integrados todos los trámites que existen actualmente”. Esta nueva herramienta se probará este año en las oficinas con aquellos contribuyentes que realicen la declaración de la renta en persona.