Información sobre vivienda y economía

España tiene la tercera carga fiscal más baja de toda Europa Occidental (Ranking)

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Los contribuyentes españoles soportan una carga impositiva equivalente al 32,6% del PIB, una cifra muy inferior a la que ‘sufren’ los de Europa Occidental (38,9%). Solo Irlanda y Suiza registran unas tasas más bajas. Según la red internacional de auditores y consultores  UHY Fay & Co, España podría ampliar su nivel de competitividad frente a los vecinos europeos aplicando una rebaja de impuestos.

El estudio que ha realizado la firma, que mide las cargas fiscales en más de medio centenar de países, asegura que los contribuyentes españoles soportan una carga fiscal del 32,6% del PIB. Dicho de otro modo: sus cálculos apuntan a que uno de cada tres euros que recauda el Estado llega a través de los impuestos

¿Y esto es mucho o poco? La respuesta es que depende de con quién nos comparemos. Si miramos las cifras de Europa Occidental, descubrimos que somos el tercer país con la proporción más reducida. Solo Irlanda (con un 28,3%) y Suiza (27,1%) registran una carga fiscal más reducida.

En cambio, casi una decena de Estados superan el 40%, entre los que destacan Dinamarca (que es el número uno del ranking al registrar una carga impositiva del 48,6% del PIB), el resto de países nórdicos, Italia y algunos países centroeuropeos. Alemania y Reino Unido son las únicas superpotencias que tienen unas tasas inferiores a la media de Europa Occidental, aunque sus ciudadanos soportan unas cargas más elevadas que los españoles.

Ahora bien, el dato doméstico es superior al de otras partes del mundo. Nuestro país se sitúa en el puesto 19, lo que significa que hay al menos una treintena de Estados con unas cargas fiscales más bajas. Entre ellos están Israel (30,5%), Estados  Unidos (25,4%), Corea (24,3%), China (21%), Singapur (15,1%) o Emiratos Árabes Unidos (2,7%).

La oportunidad de ser más competitivos

El informe de la red de auditores y consultores recuerda que España impone tasas más bajas a las empresas, a las personas físicas, a los inversores y a los consumidores que muchos de los vecinos europeos, lo que supone toda una ventaja a la hora de captar capital extranjero y un impulso para que las empresas puedan crear empleo y generar riqueza.

UHY Fay & Co incluso asegura que esta menor carga fiscal que el entorno nos proporciona una ventaja competitiva que podríamos mantener si el Gobierno decide bajar los impuestos.  “Que países vecinos de Europa occidental tengan cargas impositivas superiores a las de España debe ser un incentivo para seguir bajando las nuestras y ser cada vez más competitivos y atractivos para las empresas y la inversión extranjera”, asegura Bernard Fay, socio director de UHY Fay & Co.

Para argumentar su recomendación la firma recuerda que Emiratos Árabes Unidos, Singapur y el Este de Europa (donde las cargas fiscales son más reducidas) son algunas de las zonas en las que se están instalando las grandes multinacionales, los profesionales de cualificación elevada y el sector financiero.

“Dubai ha incorporado en una década a más de 1.000 empresas, de las que casi tres cuartas partes son extranjeras, mientras que en Singapur operan 200 bancos y en Rumanía se están instalando las fábricas nuevas del sector automovilístico”, añade.

Según UHY, una bajada de impuestos podría diferenciarnos más de nuestros competidores y evitaría que otros países menos atractivos nos lleguen a hacer sombra con cargas fiscales más ventajosas.

“Contamos con ciudades reconocidas mundialmente por su atractivo para vivir, lugares muy internacionales con buenas infraestructuras, centros educativos de reconocido prestigio, centros sanitarios públicos y privados de altísimo nivel y aeropuertos internacionales con una frecuencia de vuelos comparables con los principales hubs de Europa. Habiendo logrado todo ese atractivo, y tras haber trabajado tanto, es fundamental que no pierda de vista la legislación fiscal”, concluye Fay.