Información sobre vivienda y economía

El gasto público de España en 2014 fue el más bajo de los grandes países de Europa (ranking)

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas
Gtres
Autor: Redacción

Las estadísticas de la oficina comunitaria Eurostat revelan que durante el año pasado el gasto público se situó en el 43,6% del PIB, mientras que el promedio de los Veintiocho alcanzó el 48,1%. Tanto los países nórdicos como las tres potencias del Viejo Continente (Alemania, Reino Unido y Francia) registraron unas proporciones más elevadas.

“El gasto público en España se ha reducido en casi cuatro puntos porcentuales desde el año 2012, lo que demuestra que estamos en el buen camino”, reconoce el Instituto de Estudios Económicos (IEE), que ha analizado los datos comunitarios oficiales.

España es, junto con Grecia, el país que más ha reducido su ratio en apenas dos años. Tanto que incluso ha logrado colarse en la lista de los diez miembros con el gasto público más reducido respecto a su economía.

Así pues, y mientras el año pasado la proporción doméstica se situó en el 43,6% del PIB, la media de los Veintiocho alcanzó el 48,1%. En los países nórdicos y en el centro de Europa la cifra superó el 50%, mientras que en Reino Unido se quedó en el 44,4% y en Alemania, en el 43,9%.

En el lado más bajo del ranking, curiosamente, se encuentran Irlanda y los últimos países que han entrado en la Unión. En seis casos, incluso, el gasto público ni siquiera alcanza el 40%.

Todas estas cifras contrastan con el reproche constante que Bruselas lanza al Gobierno y que esta semana nos ha vuelto a recordar: para conseguir reducir el déficit público hasta el nivel deseado, es necesario controlar el gasto de las comunidades autónomas y mejorar el ratio de coste-eficiencia de algunos sectores como el sanitario.