Información sobre vivienda y economía

El peligro de usar la valoración online de la CCAA para valorar la casa a efectos de ITP e ISD

Gtres
Gtres

Cuando un contribuyente adquiere una vivienda, puede recurrir a la web de la Consejería de Hacienda de la comunidad autónoma correspondiente para saber lo que vale la casa a efectos del pago del ITP o del ISD (según proceda) y evitar pagar impuestos de más. Sin embargo, no todas las Autonomías consideran esta herramienta válida y pueden exigir un impuesto extra al considerar que el valor del inmueble es superior.

Algunas Consejerías de Hacienda de las Comunidades Autónomas ponen a disposición de los ciudadanos una herramienta online de valoración de inmuebles a efectos del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y del Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISyD). Es el caso, por ejemplo, de la Comunidad de Madrid.

Y ello, para que el contribuyente sepa a qué valores debe atenerse y evitar así que haya una comprobación de valores superior al declarado.  Esta herramienta nada tiene que ver con la valoración previa que pueden solicitar los contribuyentes conforme al artículo 90 de la Ley General Tributaria (LGT). Esta valoración previa puede solicitarse online (con certificado de usuario) o presencialmente, quedando siempre identificado el solicitante. Y la Administración se verá vinculada durante el plazo de tres meses por el valor que comunique al contribuyente, tal y como recuerda José María Salcedo, socio del despacho de abogados Ático Jurídico.

El problema viene cuando algunas Administraciones consideran que la valoración obtenida en la web de la Consejería de Hacienda (sin certificado de usuario) no es vinculante. Por tanto, el hecho de que el contribuyente declare conforme a dicho valor no le libra de la posibilidad de recibir una comprobación de valores. Sobre este tema, hay dos Tribunales Superiores de Justicia que mantienen criterios distintos.

Por un lado, el Tribunal Superior de Justicia de Galicia ve con buenos ojos la valoración online de inmuebles. Sostiene que no pueden existir dos procedimientos para obtener una valoración administrativa. Uno en papel (u online con certificado digital), regulado en el artículo 90 de la LGT, con efectos vinculantes para la Administración. Otro, vía electrónica, pero sin identificarse, a través de la web de la propia Consejería. Esta valoración no sería vinculante para Hacienda.

Por eso, considera que lo único que cuenta es la certeza de los datos declarados para obtener la valoración de la Administración. Es decir, si el contribuyente introduce correctamente en la aplicación web los datos necesarios para identificar el inmueble, y obtener la valoración, ésta debe tener los mismos efectos previstos en el artículo 90 de la LGT, y vincular a la Administración. Y ello, aunque el trámite se haga sin certificado digital o sin presentar escrito alguno en la Consejería.

En cambio, el TSJ de Cataluña no da validez a los valores obtenidos a través de la herramienta online. La fuente de este método es el resultado de aplicar el método de valoración del artículo 57.1.b) de la LGT (estimación por referencia a los valores que figuren en los registros oficiales de carácter fiscal).

El TSJ catalán considera que esta herramienta online de valoración está dirigida únicamente a las Oficinas Gestoras de Cataluña, es decir, para consumo interno. Es más, es posible que la Administración autonómica de turno haga una comprobación de valores y estime un valor de la vivienda superior al reflejado en la herramienta online.

No obstante, esta sentencia tiene un voto particular de una magistrada que entiende que la realización de una comprobación de valores en los casos en que el contribuyente haya liquidado impuestos conforme a la valoración online es un abuso de derecho, así como una vulneración de los principios de buena fe, seguridad jurídica y confianza legítima. Porque al contribuyente se le ofrece una valoración online y luego se le defrauda al efectuar una comprobación de valores.

Además, el voto particular considera que la comprobación de valores vulneraría el artículo 134.1 de la LGT, que impide realizar una comprobación de valores si el contribuyente declara conforme a los valores publicados por la Administración, en aplicación de alguno de los métodos de valoración previstos en el artículo 57 de la LGT.

Posibilidad de declarar impuestos por debajo del valor escriturado

Cuando una persona compra una casa sabe que después tendrá que pagar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP), que varía en función de la comunidad autónoma donde esté ubicada la vivienda. A la hora de liquidar este tributo, el contribuyente puede hacerlo por un valor inferior al que figura en la escritura de compraventa, pero siempre que haya comprobado que ese valor corresponde con el que contempla la Hacienda autonómica correspondiente. Al haber declarado conforme a los valores publicados, Hacienda no podría iniciar el procedimiento de comprobación de valores.

Al respecto, considera José María Salcedo que el artículo 46.3 de la Ley del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que dispone que el valor de un inmueble será, como mínimo, el declarado en la escritura, es una norma del procedimiento de comprobación de valores. Y que por tanto, si dicho procedimiento no puede iniciarse porque se ha declarado conforme al valor de la Administración, el artículo no sería aplicable. No obstante, esta interpretación no es aceptada por Hacienda, y deberá ser defendida en Tribunales.