Información sobre vivienda y economía

El covid-19 amplía el plazo para reinvertir en vivienda y disfrutar de la exención en el IRPF

Reunión de algunos ministros en plena pandemia / Gtres
Reunión de algunos ministros en plena pandemia / Gtres
Autor: Redacción

La irrupción de la crisis del covid-19 dificulta la compra de una vivienda nueva, debido al estado de alarma decretado por el Gobierno. Los contribuyentes, cuyo plazo de reinversión por la compra de una casa esté a punto de finalizar, deben saber que cuentan con una ampliación del plazo para invertir el dinero de la venta de su vivienda habitual en otra nueva y, así, disfrutar de la exención del pago en el IRPF.

Aunque no hay una regulación expresa, el Real Decreto-Ley 11/2020 establece que quedan suspendidos los plazos de prescripción y caducidad de acciones y derechos contemplados en la normativa tributaria. Es decir, Hacienda no tendrá en cuenta el periodo de duración del estado de alarma a efectos de computar el plazo de dos años para la reinversión en una nueva vivienda del importe obtenido con la venta de la antigua. Así, lo ha dejado claro la Agencia Tributaria en su sección de “preguntas frecuentes” publicadas en su página web, algo que critica José María Salcedo, socio del despacho Ático Jurídico, porque esto debería estar regulado en una normativa.

A efectos prácticos, esto significa que se paraliza el cómputo de dicho plazo al inicio del estado de alarma y se reanuda el cómputo con la finalización, que previsiblemente será el próximo 9 de mayo. Es decir, el periodo de estado de alarma no computará en el plazo de dos años, anteriores o posteriores a la venta de la vivienda.

Recordamos que el artículo 38 de la Ley del IRPF permite a los contribuyentes declarar exenta la ganancial patrimonial por la venta de su vivienda habitual, siempre que reinviertan el importe obtenido en la compra de una nueva en el plazo de dos años (anteriores o posteriores a la venta).

El abogado experto insiste en que en la medida de lo posible es recomendable no apurar los plazos para reinvertir en vivienda. “Y ello, para evitar quedar en manos de la interpretación que los Tribunales puedan adoptar sobre el plazo para reinvertir, ante la ausencia de una regulación expresa sobre esta cuestión”, añade.

En caso de no invertir en este plazo indicado (teniendo en cuenta la ampliación del plazo por el covid-19), el contribuyente deberá presentar una autoliquidación complementaria, imputando la ganancia patrimonial al año en el que ésta se obtuvo, e incluyendo los intereses de demora. “La complementaria se deberá presentar en el plazo que media entre la fecha en que se produzca el incumplimiento, y la finalización del plazo reglamentario de declaración, correspondiente al período impositivo en que se produzca dicho incumplimiento. Así se prevé en el artículo 41.5 del Reglamento del IRPF”, tal y como señala Salcedo.

Por ejemplo, si un contribuyente vendió su anterior vivienda habitual en noviembre de 2018, declarando exenta la ganancia, y no ha reinvertido el importe obtenido en dicha venta en los dos años siguientes (noviembre de 2020), deberá presentar una complementaria del ejercicio 2018. Y ello, antes de que finalice el mes de junio de 2021.

No obstante, el abogado de Ático Jurídico hace notar que, en el ejemplo propuesto, si tuviéramos en cuenta la ampliación del plazo para reinvertir (y éste finalmente venciera en enero de 2021), la obligación de presentar la complementaria se trasladaría a junio de 2022. Esto afectará también al inicio del plazo de prescripción del derecho de Hacienda a comprobar y liquidar.

El plazo de Hacienda para comprobar la exención por reinversión

Tomando como ejemplo el señalado anteriormente del contribuyente que vende su anterior vivienda habitual en noviembre de 2018, el plazo de prescripción del derecho de Hacienda a comprobar y liquidar se iniciaría el día siguiente al que finalice el plazo de presentación del IRPF de 2020 (1-7-2021). Salvo que, como se ha indicado, se compute la ampliación de plazo para reinvertir.

El Alto Tribunal ha declarado que, en estos casos “el plazo de prescripción del ejercicio de la acción de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación, se inicia el día siguiente a aquel en que termina el plazo reglamentario para presentar la autoliquidación del ejercicio en el que se consumó el incumplimiento, que es de dos años a contar desde la fecha de la transmisión de la vivienda habitual en que se obtuvo la ganancia patrimonial”.

En este punto, el abogado de Ático Jurídico recuerda que los plazos de prescripción del derecho de Hacienda a liquidar también se encuentran suspendidos en la actualidad. Y ello, durante el período comprendido entre el 18 de marzo y el 30 de mayo. Por tanto, Hacienda tendrá más plazo para comprobar los incumplimientos de la obligación de reinvertir realizados en ejercicios anteriores.