Información sobre vivienda y economía

Renta 2020: así debes tributar si teletrabajas

Tras la pandemia, el teletrabajo ha llegado a España para quedarse

Fuente: Unsplash
Fuente: Unsplash
Autor: Redacción

Tras la pandemia, el teletrabajo ha llegado a España para quedarse. Si bien a priori puede parecer que no haya cambios en la manera que debes tributar, hay que tener en cuenta que tu lugar y forma de trabajo puede tener una incidencia directa en tu declaración de la Renta 2020. La clave está en el dónde: si como trabajador te has mudado a otra comunidad o lugar de residencia para teletrabajar, deberás empadronarte y tributar desde esa ubicación.

Según la Agencia Tributaria, se entiende por lugar de residencia en el que el contribuyente pasa al menos 183 días del ejercicio por el que se tributa. Aquí entra la importancia de empadronarse: si no se ha procedido a este trámite, a ojos de Hacienda seguiremos tributando en la comunidad autónoma que abandonamos.

Y es que esto puede tener mucho que ver en el resultado de nuestra declaración de la renta, ya que las deducciones autonómicas de ciertas comunidades pueden otorgarnos resultados muy positivos, por lo que el empadronamiento en la nueva región en la que residamos puede ser clave para conseguirlas si esas deducciones son más sustanciosas tras el cambio de domicilio.

Para los trabajadores autónomos la situación varía, ya que están obligados ha comunicar a la Agencia Tributaria y a la Seguridad Social donde están llevando a cabo su actividad, debiendo así informar del cambio de residencia física.

Por otro lado, los trabajadores que están empleados por empresas ubicadas en el extranjero también hay una normativa vigente. Si se reside en España, la tributación se debe hacer en España, obedeciendo a ese criterio de los 183 días. En el caso de llevar a cabo viajes recurrentes al país donde esta la sede de tu empresa y pasas más de 183 días en el, se considera al trabajador fiscalmente como 'no residente', por lo que tendrá presentar la declaración de IRPF como tal.

En este caso, la Agencia Tributaria cuenta con los convenios de doble imposición y en su página web hay una guía con los países en los que hay firmados estos convenios, que afectan a territorios de los cinco continentes. Cada uno de ellos explica cómo se debe tributar y los pasos a seguir.