Información sobre vivienda y economía

El Gobierno acelera la tramitación de la nueva ley hipotecaria para evitar una multa millonaria de Bruselas

Isabel Celaá, ministra de Educación y portavoz del Gobierno / Foto: La Moncloa
Isabel Celaá, ministra de Educación y portavoz del Gobierno / Foto: La Moncloa
Autor: Redacción

Impulso a la nueva ley hipotecaria por parte del Gobierno. El Consejo de Ministros ha decidido solicitar la tramitación de urgencia en el Senado del Proyecto de Ley Reguladora los Contratos de Crédito Inmobiliario, que fue aprobada hace un año por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, pero que todavía sigue atascada en el Congreso. Así, la ley podría tramitarse en 20 días naturales, y no los dos meses habituales. 

La normativa tiene dos objetivos: transponer a la normativa española la directiva que rige en Europa y, además, dar transparencia al consumidor y seguridad jurídica a la banca en materia hipotecaria. 

Ya a finales de verano, Bruselas ya recordó al Gobierno que la normativa debía haber entrado en vigor el 21 de marzo de 2016 y que los retrasos podrían conllevar una cuantiosa sanción económica de casi 106.000 euros diarios. Teniendo en cuenta que han pasado más de dos años y medio desde la fecha límite para activar la normativa, la multa a la que se expone España rebasa ya los 100 millones de euros. El procedimiento de infracción está en fase de demanda ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que está pendiente de dictar sentencia. 

De ahí el interés del Ejecutivo por sacarla adelante cuanto antes y que, para agilizar la tramitación, haya optado por esta vía que reduce los plazos y trámites necesarios para su aprobación. "España no quiere pagar multas por incumplimiento de directivas", ha recalcado Isabel Celaá, portavoz del Gobierno. 

La normativa que presentó el Ministerio de Economía cuando estaba dirigido por Luis de Guindos, contemplaba varias novedades que afectaban principalmente a los nuevos préstamos hipotecarios. Por ejemplo, la obligatoriedad del cliente de acudir a un notario antes de firmar el contrato para garantizarse de que su préstamo se ajusta a la legalidad, una limitación a las comisiones que aplican los bancos, la posibilidad de convertir las hipotecas variables en fijas o una lista de cláusulas abusivas. [Consulta aquí las novedades de la ley hipotecaria]

No obstante, todo apunta a que el proyecto habrá sufrido modificaciones respecto a la versión inicial vía enmiendas de los diferentes grupos parlamentarios y tras meses de negociaciones.