Información sobre vivienda y economía

La banca encarece las hipotecas ante la llegada de la ley hipotecaria, pero no baja las comisiones

El mercado hipotecario ya tiene sobre la mesa las nuevas reglas del juego. Casi 16 meses después de que el Gobierno aprobara por primera vez la nueva ley hipotecaria, el Congreso ha dado luz verde a la normativa. Una norma que, sin embargo, no se pondrá en marcha hasta mayo.

A la espera de que se lleguen cambios como la limitación de las comisiones, la prohibición de las cláusulas abusivas, la necesidad del cliente de acudir al notario antes de firmar el préstamo o una mayor protección frente al embargo, los bancos ya empiezan a mover ficha en su oferta de hipotecas para la compra de vivienda. Según los datos que maneja idealista/hipotecas, las entidades han empezado a subir tímidamente los diferenciales, mientras que mantienen intactas las comisiones por cancelar el préstamo de forma anticipada.

Repasamos cuáles son los pros y contras de las ofertas a tipo variable más competitivas que hay actualmente en el mercado, según el comparador de idealista/hipotecas:

Hipoteca variable a 30 años de Kutxabank

El préstamo a tipo variable de Kutxabank es el que tiene el interés más bajo del ranking: establece un diferencial del 0,9% + euríbor, frente al 0,8% + euríbor que establecía hace solo unos meses. Para una hipoteca de 150.000 euros a 30 años y con el euríbor en los mínimos actuales, estas condiciones se traducirían en una cuota mensual cercana a los 475 euros.

Se trata de un préstamo con revisión anual, aunque durante el primer año el tipo de interés se eleva hasta el 1,45%. Además, está sujeta a una comisión de apertura del 0,25% y tiene comisiones por amortización anticipada. En el caso de una cancelación parcial o total, la penalización es del 0,5% durante los primeros cinco años de vida del préstamo, mientras que el porcentaje se reduce a la mitad pasado dicho plazo. Estos niveles superan a los que permite la nueva normativa, que fija un 0,3% durante los primeros tres años y un 0,15% en los dos siguientes; pasados esos cinco años, las comisiones desaparecen.

En lo que se refiere a las vinculaciones, el cliente debe domiciliar la nómina, usar las tarjetas de la entidad, contratar los seguros de hogar y vida y/o abrir un plan de pensiones en la entidad para poder disfrutar de las condiciones anteriores. Según idealista/hipotecas, la entidad es flexible en lo que se refiere a las condiciones, permite financiar hasta el 100% del precio de compra y puede utilizarse tanto para primera vivienda como para una segunda residencia.

Hipoteca variable a 30 años de Bankia

La hipoteca variable a 30 años de Bankia es la segunda más destacada del ranking. Y es que, a pesar de que establece un diferencial superior a Kutxabank, libra al cliente de comisiones y vinculaciones.

En concreto, sitúa el interés en el 0,99% + euríbor, lo que supone una cuota mensual de unos 482 euros, aunque durante el primer año el interés a pagar sube al 1,99%. En cualquier caso, Bankia ha bajado el diferencial que aplica a esta hipoteca: hace unos meses el interés se situaba en el 1,2% + euríbor.

Como decíamos, es el único préstamo de la lista que no establece una comisión de apertura ni tampoco por cancelarlo de forma anticipada, ya sea parcial o total. Tampoco pide al cliente que contrate productos adicionales, sino que solamente es necesario domiciliar la nómina. Esta hipoteca tiene una revisión semestral y también letra pequeña: para poder beneficiarse de estas condiciones es necesario que uno de los dos titulares del préstamo tenga unos ingresos mensuales superiores a 3.000 euros.

Hipoteca variable a 30 años de Abanca

Otra de las hipotecas variables a 30 años más destacadas del momento es la de Abanca, que al igual que Bankia establece un diferencial del 0,99% + euríbor. Al igual que Kutxabank, la entidad ha elevado el interés en los últimos tiempos (antes lo situaba en el 0,90% + euríbor). Además, durante el primer año el cliente debe pagar un 1,45%.

Este préstamo se traduce en una cuota mensual de unos 482 euros para un importe de 150.000 euros y tiene revisión anual. A pesar de que no establece penalizaciones por amortización, sí que tiene comisión de apertura: en concreto, fija un 1%, con un mínimo de 750 euros.

En lo que se refiere a las vinculaciones, para poder beneficiarse de las condiciones anteriores es necesario tener domiciliada la nómina, así como contratar el seguro de hogar y de vida con la entidad. Con este préstamo se puede financiar hasta el 90% del precio de compra de una primera vivienda y hasta el 70% en el caso de una segunda residencia.

Hipoteca variable a 30 años de BBVA

BBVA se cuela en la lista de los bancos que ofrecen las mejores hipotecas. Su préstamo variable, al igual que en los dos casos anteriores, está sujeto a un interés del 0,99% + euríbor, lo que se traduce en una cuota de unos 482 euros al mes. En este caso también se ha producido un leve encarecimiento, ya que hace unos meses la entidad era una de las pocas que ofrecía préstamos por debajo del 0,90% + euríbor.

Por otro lado, durante el primer año establece un interés del 1,99%, el mismo que Bankia y más alto que Kutxabank o Abanca. La hipoteca tiene una periodicidad semestral y no establece comisión de apertura, aunque sí de cancelación.

Si la amortización se produce durante los primeros cinco años de vida del préstamo, la penalización es del 0,5% tanto si es parcial como total, mientras que pasado ese plazo la comisión se reduce al 0,25%. En cualquier caso, y como veíamos en Kutxabank, estas comisiones superan los límites de la nueva ley hipotecaria, por lo que se reducirán en las próximas semanas.

En cuanto a las vinculaciones, el cliente debe domiciliar la nómina, así como contratar un seguro de hogar y otro de vida para acceder a las condiciones anteriores, aunque la entidad asume todos los gastos, incluida la tasación (que es el único que debe abonar el consumidor, según establece la normativa actual). Con este préstamo se puede financiar hasta el 80% del precio de compra de una primera vivienda y hasta el 70% en el caso de una segunda vivienda.

Hipoteca variable a 30 años de Bankinter

El último banco que aparece en el ranking de las mejores hipotecas variables es Bankinter, cuyo préstamo establece los mismos intereses que los tres anteriores: un 0,99% + euríbor a partir del segundo año, con una cuota de unos 482 euros para un importe de 150.000 euros. Durante los primeros 12 meses, el diferencial a pagar es del 1,99%.

No obstante, hay diferencias con los casos anteriores. Al igual que Abanca, establece comisión de apertura del 1%, con un importe mínimo a pagar de 500 euros (recordemos que Bankia y BBVA no penalizan al cliente por este concepto), mientras que no tiene comisión de cancelación de ningún tipo (igual que Bankia y Abanca).

No obstante, para tener esas condiciones en el préstamo el cliente debe cumplir unos requisitos; entre ellos, domiciliar la nómina, contratar el seguro de hogar y el de vida, así como abrirse un plan de pensiones. Esta hipoteca tiene una revisión anual y permite financiar hasta el 80% del valor de una casa en el caso de primera vivienda y del 60% si se trata de una segunda residencia.

Compara las mejores hipotecas en idealista/hipotecas y resuelve tus dudas con nosotros de manera gratuita.