Información sobre vivienda y economía

La contrarreloj del futuro hipotecado: estos son los ajustados plazos para firmar antes de final de año

Los cambios de la ley hipotecaria y las festividades de diciembre pueden dejar en el tintero muchas operaciones

Pixabay
Pixabay

Si estás pensando en firmar una hipoteca en lo que queda de año, deberías tener muy presente el calendario para poder llegar a tiempo.

Las últimas semanas de cada ejercicio suelen registrar una elevada actividad en la venta de casas y en la firma de hipotecas, impulsadas por el interés de los bancos en dar salida a todas las operaciones posibles para cumplir objetivos. Sin embargo, 2019 trae cambios importantes a tener en cuenta.

La nueva ley hipotecaria que entró en vigor a mediados de junio obliga a las entidades financieras a remitir toda documentación precontractual de la hipoteca, incluyendo la oferta vinculante, con un mínimo de 10 días de antelación al notario que haya elegido el cliente, para que éste pueda analizar el contenido, asegurarse de que las condiciones cumplen la normativa y dar fe de que el consumidor entiende todo el contrato. Una novedad que busca aportar más garantías a los clientes, seguridad jurídica a la banca y transparencia al mercado hipotecario.

Y aquí es donde entra en juego el efecto calendario. Entre las festividades navideñas, que es un periodo vacacional y que el puente de diciembre será este año de cuatro días (el festivo del Día de la Inmaculada Concepción se pasa al lunes), las últimas semanas del ejercicio pueden dejar en el tintero muchas operaciones.

Por eso, los expertos recomiendan a los consumidores acelerar el proceso lo máximo posible para disponer de la tasación de la vivienda, lograr el visto bueno del departamento de riesgos del banco y acudir al notario a principios de diciembre como muy tarde para poder formalizar la escritura hipotecaria antes de que termine el año.

La nueva ley hipotecaria ha cambiado las reglas del juego, y los plazos son de obligado cumplimiento para todos. Quien no haga los deberes durante el mes de noviembre no podrá firmar en diciembre. Y es importante recordar que para que el banco pueda enviar la oferta vinculante y el resto de documentación a los notarios es necesario cumplir requisitos previos, como son la tasación y la aprobación final de riesgos. Nuestra recomendación es que quien quiera comprar antes de finales de año, debe decidir cuanto antes con qué entidad va a firmar, para comenzar los trámites de inmediato”, explica Juan Villén, responsable de idealista/hipotecas, quien añade que la plataforma “ayuda a facilitar la toma de decisión e informa sobre todo el proceso”.

Antes de elegir una hipoteca, recuerda que es aconsejable rastrear el mercado para conocer cómo están ahora los préstamos, si te compensa elegir un tipo de interés fijo o variable y si sales ganando al aceptar las bonificaciones que ofrecen los bancos. Y es que la fórmula que utilizan para invitar a los clientes a contratar más servicios es bajar el diferencial, a cambio de que acepten condiciones como domiciliar la nómina, contratar el seguro de hogar y/o de vida, o abrir un plan de pensiones.

Actualmente podemos encontrar hipotecas fijas a un plazo de 30 años a un tipo de interés inferior al 1,9%, mientras que las variables parten del 0,8% + euríbor. La elección de una modalidad u otra dependerá de factores como la situación personal, financiera y laboral que tiene cada familia y de sus posibilidades de mejora en el futuro.

Otras novedades de la ley hipotecaria

Dejando a un lado la obligación de los bancos de entregar con antelación toda la documentación, la ley hipotecaria ha traído más cambios que afectan a los consumidores. Por ejemplo, que se limitan las comisiones por cancelación anticipada del préstamo, ya sea parcial o total, con unos nuevos baremos que dependen de si la hipoteca es fija o variable y del momento en el que se realice la amortización (se paga más en los primeros años que en los últimos).

También se abarata el proceso de conversión de una hipoteca variable en una fija, se limita el interés de demora y, en lo que se refiere a los gastos de la formalización, el cliente solo deberá asumir la tasación y las copias de la escritura que solicite. Otra de las novedades más destacadas es que se amplía el límite deudor permitido antes de que el banco pueda iniciar la ejecución de la hipoteca, lo que se conoce como cláusula de vencimiento anticipado, y quedan prohibidas las famosas cláusulas suelo.

Compara las mejores hipotecas en idealista/hipotecas y resuelve tus dudas con nosotros de manera gratuita.