Información sobre vivienda y economía

¿Comprar casa o alquilar? ¿Coche o no? ¿Educación pública o privada? Las 5 decisiones económicas más importantes de tu vida

Autor: Redacción

Artículo escrito por Carlos salas, colaborador de idealista news

A lo largo de nuestra vida tomaremos toda clase de decisiones económicas. Estas son las más importantes.  ¿Qué pasa si acertamos? ¿Y si nos equivocamos? Ganaremos o perderemos una enorme suma de dinero…

1.- ¿Comprar o alquilar casa? Es la decisión económica más onerosa así que hay que pensarla bien. El precio medio actual de una vivienda son 1.700 euros el metro cuadrado, esto es, 170.000 euros para 100 metros. El salario medio son 25.000 euros. El tiempo medio de una hipoteca es de 25 años

¿Nos vamos a entrampar por toda la vida? No tiene por qué ser así. Las parejas que pedían créditos en los años ochenta, obtenían préstamos a interés fijo que, gracias a la inflación y a la subida salarial, suponía para ellas un gasto residual al cabo de los años

En cambio, las parejas de los años 2000 han pedido créditos a interés variable hasta 40 años: cuando los tipos bajan, como ahora, la cuota baja, pero si suben como en 2008, se quedan sin dinero 

¿No será más acertado alquilar que comprar? Nadie tiene la bola de cristal. “Lo normal es empezar la vida de casados en un piso de alquiler, ahorrar dinero, y comprar una vivienda endeudándose lo menos posible”, dice Alfonso m. García-moncó, catedrático de derecho tributario de la universidad de alcalá de henares

2.- ¿Coche o no? Parece una pregunta peregrina pero tiene mucha miga. No vamos a comparar el coche con el transporte público como el metro o el autobús, porque casi siempre saldrían ganando en cuestión de costes (aunque no de tiempo). Pero ¿Y si lo comparamos con el taxi? Un estudio hecho hace años por la revista ‘capital’ reveló que era menos costoso ir en taxi que comprar un coche

La revista calculó todos los gastos derivados de tener un coche: la compra, el seguro, los repuestos, la gasolina, los impuestos, las revisiones... e hizo lo mismo con el coste de un taxi en viajes cortos, medios y largos, incluso, usándolo para irse de vacaciones. Pues bien, al final, el coche resultó ser un gasto muy elevado. Es más acertado alquilar taxis, incluso por toda la vida

¿Qué es lo único que puede competir con un taxi? Un coche de segunda mano, de baja cilindrada, con poco consumo, repuestos baratos y seguros modestos. En cualquier caso, debes pensar si vale la pena comprar un coche que no vas a necesitar por tu trabajo, pues vas a destinar buena parte de tu renta a algo que está aparcado en un garaje. Quizá te compense solo alquilar un coche para los viajes y ahorrarte el coste de un coche a lo largo del año

3.- ¿Educación pública o privada? Es una decisión difícil porque si optamos por la educación privada supone pasar por lo menos 15 o 20 años financiando algo que debería hacer el estado. Pero muchos padres creen que la educación pública no les da garantías, por ejemplo, en los idiomas

Acertar en este caso, significa que nuestros hijos tengan más posibilidades de conseguir empleo. ¿Y los títulos universitarios? Seamos sinceros: muchos jóvenes tienen títulos de universidades privadas, por ejemplo en arquitectura o periodismo, que en estos momentos son iguales a papel mojado. En resumen, para acertar hay que invertir en una educación que les prepare en un idioma extranjero, por ejemplo, inglés

4.- ¿Trabajar para una empresa o para un mismo? Muchos pensarán que eso no se lo pueden plantear. ¿Por qué no? Es una decisión económica crucial en la vida de muchas personas que quieren dar el salto a la fundación de la propia empresa. Pero ojo, hay que tenerlo claro: la mayor parte de las empresas de nueva creación se estrellan antes del tercer año

¿Por qué sucede? Porque no se han hecho el test de las preguntas incómodas. Por así decirlo, se han creído su propio cuento de la lechera. No señor. Cuando se monta una empresa, hay que empezar pensando cuáles son las amenazas y las debilidades, y ponderar esos valores por encima de las fortalezas y las oportunidades: el famoso dafo. Si aciertas, es posible que ganes mucho más de lo que ganabas antes

5.- ¿Gananciales o separación de bienes? No está muy claro. Por ejemplo, la separación de bienes suele ser ventajosa en caso de que uno de los miembros de la pareja haya contraído deudas, pues solo él (o ella) es responsable de esa deuda. Pero con este régimen, cualquiera de ellos puede vender lo que le de la gana (como los bienes que haya adquirido en el matrimonio, salvo la vivienda familiar) sin que el otro intervenga para nada

Si uno de los dos muere, el otro no tiene derecho a la herencia. También hay muchas confusiones sobre lo que puede repartirse una pareja pues en caso de donaciones, herencias, y hasta premios de lotería, esas fortunas van solo a la persona que tiene derecho, no a su pareja, sin importar si el régimen patrimonial es gananciales o separación de bienes. Los abogados recomiendan la separación de bienes para prevenir un futuro divorcio. Simplifica los trámites y evita peleas. Cada uno se lleva lo suyo