Información sobre vivienda y economía

Consejos para que la tarjeta de crédito no te arruine la Navidad

Gtres
Gtres
Autor: @javierpicazo

Regalos, cenas, viajes… Ya llega la Navidad. Un periodo en el que cerca de 4 millones de españoles financian parte de sus compras. De entre los métodos preferidos por los consumidores se encuentran las tarjetas de crédito, tanto de grandes superficies como de entidades bancarias, y que sirven para aplazar -de media- 700 euros de gastos por cabeza.

Especial navidad 2014: trucos para usar tu tarjeta de crédito

Pero para que las compras no se atraganten mejor seguir una serie de consejos: anotar y controlar todas las compras, tener conocimiento de tu capacidad real de pago, sobre todo en los meses posteriores teniendo en cuenta los nuevos compromisos de pago asumidos, planificar las compras o estar al tanto de las comisiones en caso de quedar al descubierto

Cuando pagamos con tarjeta lo normal es que perdamos la noción del grado de endeudamiento que estamos afrontando. Además, si es compartida con la pareja, podemos controlar nuestros gastos pero no los que realicen la otra persona de manera simultánea. Esto puede llevarnos a disparar el gasto y pasarnos del límite. Una situación que puede provocar que no podamos hacer frente a los costes, que el banco nos bloquee la tarjeta por excesos y que destinemos una parte que no esperábamos de nuestro presupuesto anual a regalos puntuales

Por eso, mejor si controlamos los gastos a diario durante las fechas de mayor uso de la tarjeta (es importante poder acceder por Internet a las compras efectuadas durante el mes, antes de recibir el extracto mensual), estemos pendientes de los límites, de lo que nos cubre el seguro de la tarjeta (robos), de los beneficios por comprar (en forma de puntos o de descuentos) y de planificar bien el presupuesto

España cuenta con cerca de setenta millones de tarjetas de crédito y débito activas, haciendo de este sistema uno de los más utilizados, seguros y rápidos. Pero también tiene sus inconvenientes, ya que los intereses pueden superar el 25%. Por eso conviene saber qué tipo de tarjeta tenemos en el bolsillo.

Los consumidores suelen tener tarjetas de dos tipos: las que ofrecen las grandes superficies y las emitidas por los bancos. Según un estudio elaborado por el portal de ahorro Kelisto.es, en las grandes superficies, al margen de promociones o descuentos, “algunas ponen en marcha ofertas de financiación a tres meses sin intereses y sin comisiones. Permiten pagar las compras en tres meses sin intereses durante todo el año”, según detallan en un comunicado

A la hora de elegir qué tarjetas utilizar, los expertos aconsejan seguir dos sencillos pasos:

1.- definir qué necesidades queremos cubrir (facilidad de pago, financiación aplazada, acumulación de puntos, protección de seguros, etc.)

2.- realizar una comparativa de las principales características de las tarjetas, en función de los criterios priorizados en el punto anterior: por ejemplo, si la queremos para financiar nuestras compras, buscar aquellas que tengan un tipo de interés más bajo

Especial navidad 2014: trucos para usar tu tarjeta de crédito