Información sobre vivienda y economía

10 instalaciones limpias que te harán ahorrar en tu casa más de lo que piensas

Wikimedia commons
Wikimedia commons
Autor: Carlos Salas (colaborador de idealista news)

Nos encaminamos hacia viviendas cada vez más verdes y ahorradoras. Unas veces nos obliga la ley. Pero otras podemos adelantarnos instalando tecnologías que al principio parecen caras, pero luego resultan baratas. Estas son algunas:

1. Paneles solares. Ya se están instalando por ley en muchos edificios nuevos, pero todavía existen muchos chalets y edificios antiguos sin paneles solares. La tecnología evoluciona cada año, de modo que los paneles producen más energía por el mismo coste. Para una vivienda unifamiliar que quiera conectar cocina de vitrocerámica, electrodomésticos y calentar agua, el precio de los paneles y la instalación varía de 1.000 a 6.000 euros.  En el caso de los edificios, depende del número de viviendas. Desde el mismo momento de la instalación, se puede ahorrar hasta un 70% en electricidad o en gasoil.

Paneles solares

Paneles solares
Wikimedia commons

2. Calentador solar de agua. Son placas solares conectadas a tanques de almacenamiento de agua. A medida que las placas calientan el líquido, este circula por el tanque y se distribuye por la casa (termosifón). Se usa para calentar agua de piscinas, para la calefacción o para el consumo de agua caliente en duchas y cocinas. El coste depende del uso: hay sistemas de menos de 200 euros para piscinas pequeñas, o sistemas de más de 2.000 euros para todos los usos domésticos.

Calentador solar de agua

Calentador solar de agua
Wikimedia commons

3. Aerogenerador. No siempre se cuenta con muchas horas de sol, especialmente en el norte de España. Por eso, los aerogeneradores son un buen complemento. Cuestan entre 1.000 y 2.000 euros por kilowatio de potencia (un hogar normal consume unos 4kw), y aprovechan el viento. La ventaja es que funcionan con vientos flojos de 1 metro por segundo, y que cuando se duplica la velocidad del viento, la energía producida se triplica.

Aerogenerador

Aerogenerador
Wikimedia commons

4. Colector de agua de lluvia. Es un sistema barato para recoger agua de lluvia y darle usos no potables como riego de plantas, jardines y cisternas. En los techos se instalan unas canalizaciones que dirigen la lluvia a contenedores de agua. De allí, se puede bombear o enviar a otras partes de la casa. Un sistema de recolección, filtro y bombeo suele costar a partir de los 300 euros.

Colector de agua de lluvia

Colector de agua de lluvia
Wikimedia commons

5. Medidores de energía. A partir del 1 de enero de 2017, los edificios, empresas y casas con calefacción central están obligados a instalar contadores individuales de calor para adaptarse a la normativa europea. Hay varias clases de medidores: contadores de calor o repartidores de coste. La idea es que cada vecino pague por la calefacción que gaste (sobre todo cuando se vayan de vacaciones). En el caso de los repartidores de coste, se instalaran en cada radiador. Coste por radiador: 50 euros (válvulas y repartidores). Ahorro: unos 5 euros al mes.

Medidores de energía

Medidores de energía
Wikimedia commons

6. Doble acristalamiento. Para las ventanas, hay dos sistemas: la doble ventana y ventanas de doble cristal. La primera en realidad es poner una ventana junto a la anterior, delante o detrás. Retiene el calor en invierno y reduce la factura de la calefacción, o bien del aire acondicionado en verano. Pero lo mejor es la ventana de doble cristal. Son ventanas que vienen con dos hojas de cristal y que están separadas por una cámara de aire deshidratado o incluso gas.  Tiene la ventaja de que produce más aislamiento térmico y también acústico. Cuanto más espeso sea el cristal y la cámara, más aislamiento. El coste suele estar entre 200 y 400 euros por ventana, incluyendo mano de obra. Cuidado: una ventana no significa una hoja, porque para cubrir el espacio de la ventana suelen hacer falta dos hojas. Se puede ahorrar hasta un 20% en energía.

Doble acristalamiento

Doble acristalamiento
Wikimedia commons

7. Aislamientos. Hay muchas formas de mejorar el aislamiento de una casa, pero el más sencillo es instalar burletes en puertas y ventanas para sellar los marcos. Rellenan los resquicios y evitan las fugas de aire caliente. Si la casa solo tiene un muro, se puede construir otro interior con una fina pared de planchas de yeso laminado, intercalando lana de roca o porexpan entre el muro y la pared. Para evitar la condensación de agua, hay que intercalar también láminas de aluminio, que son las llamadas ‘barreras de vapor’.

Aislamientos

Aislamientos
Wikimedia commons

8. Contadores de luz. Los nuevos contadores de luz tendrán que estar instalados en todos los hogares antes de 2019. En realidad, lo que ofrecen es mucha información sobre nuestra forma de consumir energía eléctrica, a qué hora, en qué días y en qué cantidad. Eso nos permite subir o bajar la potencia contratada con facilidad, o adaptarnos mejor a las horas valle donde las tarifas son más bajas. En teoría, las casas que aún no lo tengan, recibirán una carta en 2017 para avisar que el instalador va a cambiar el contador. El contador cuesta 100 euros, pero se pueden alquilar a la compañía por 1 euro al mes.

Contadores de luz

Contadores de luz
Wikimedia commons

9. Electrodomésticos de bajo consumo. Cada electrodoméstico se vende con una etiqueta que informa de su consumo de energía. Por ejemplo, para una lavadora la etiqueta contiene letras de la A a la D, los litros de agua que consume al año, los kilowatios al año, el ruido en decibelios y la eficiencia del centrifugado. Está claro que una tipo A+++, puede ahorrar hasta un 50% más que una F. Eso supone una diferencia de unos 50 euros al año.

Electrodomésticos de bajo consumo

Electrodomésticos de bajo consumo
efergy

10. Enchufes domóticos. Son dispositivos que permiten el encendido y apagado de la luz o de aparatos eléctricos, y que se pueden controlar a distancia o ser programados. Por ejemplo, consumimos mucha luz dejando nuestros aparatos en modo ‘stand by’ (como cuando dejamos el ordenador enchufado por la noche). Entonces se produce lo que en EEUU llaman ‘los vampiros de la energía’, que son las lucecitas encendidas de aviso de carga de los aparatos. Con los enchufes inteligentes se puede ahorrar hasta un 10% de electricidad.

Enchufes domóticos

Enchufes domóticos
Wikimedia commons