Información sobre vivienda y economía

España fue el cuarto país europeo que captó más proyectos de inversión extranjera en 2014

Autor: Redacción

La consultora EY asegura que se cerraron más de 230 proyectos de inversión exterior directa que, en su mayoría, fueron a parar a Madrid y Barcelona y a tres actividades concretas: los servicios financieros, las manufacturas y los transportes. Estas operaciones, además, crearon más de 9.700 puestos de trabajo.

El estudio publicado por EY, denominado European Attractiveness Survey, calcula que durante el año pasado se cerraron 232 proyectos de inversión directa en nuestro país, dos más que un año antes.

¿Y esto es mucho o poco? Depende de con quién nos comparemos. Por ejemplo, en Reino Unido se contabilizaron 887 operaciones; en Alemania, 763 y en Francia, 608. En cambio, en países como Bélgica, Holanda o Rusia se cerraron menos de 200 proyectos.

Así pues, y tal y como insiste el informe, nuestro país fue en 2014 el cuarto del Viejo Continente que más dinero extranjero consiguió captar, solo superado por las tres grandes potencias de la zona, mientras que se situó en la séptima posición en lo que se refiere a la creación de empleo: los proyectos de capital exterior generaron casi 10.000 puestos de trabajo.

Tal y como destaca el informe, a medida que España ha aplicado reformas económicas y laborales radicales para abandonar la recesión, los inversores han ido aumentando su nivel de confianza y acelerando sus apuestas directas en el territorio doméstico. 

Buscan unos sectores concretos

Los inversores son muy selectivos y, en el caso español, vienen buscando unas industrias muy concretas: los servicios financieros, las manufactureras y los transportes, que son, sin lugar a dudas, las que despiertan más interés entre los extranjeros.

Y es que, según EY, coparon el 95% de los proyectos de inversión que se realizaron en nuestro país durante el año pasado, tras alcanzar 220 operaciones. El resto del dinero (concentrado en 12 operaciones) optó por centrarse en actividades como el retail, la construcción, la educación y la salud o el entretenimiento.

De dónde vienen

Los inversores más activos en nuestro país tienen origen estadounidense, que concentró una de cada cuatro operaciones, lo mismo que los inversores franceses y alemanes juntos. De Japón procedía casi el 8% del dinero, mientras que desde Reino Unido llegó otro 7%. Así pues, el dinero estadounidense cerró 57 operaciones, el germano otras 38 y el galo, otras 20.

Madrid y Barcelona, en el top 10

La consultora asegura que durante 2014 las dos grandes ciudades españolas coparon casi tres de cada cuatro proyectos y está convencida de que su atractivo a ojos de los inversores extranjeros se mantendrá durante todo este año. Tanto es así que sitúa a Barcelona en el octavo puesto del top 10 de ciudades europeas más interesantes en 2015 y a Madrid, en décima posición.

Al frente de la tabla se encuentran las capitales de las tres potencias económicas, Londres, París y Berlín, seguidas de Frankfurt, Amsterdam, Bruselas, Munich y Praga.

EY también insiste en que Europa va a ser un mercado tremendamente atractivo para el dinero extranjero a lo largo de los próximos tres años.

“El Viejo Continente ha mejorado la estabilidad y la percepción del escenario de los negocios y, además, ofrece grandes oportunidades de inversión por las dimensiones de su mercado y su poder adquisitivo. La reducción de los costes de la energía, las reformas estructurales, la paridad del euro-dólar y las políticas que fomentan el crecimiento (sobre todo la medida de estímulo que ha activado el Banco Central Europeo) favorecen su competitividad. En definitiva, el nuevo contexto económico augura una época de esplendor de Europa”, explica Llorenç Carrascosa, CEO de la compañía.

Ya durante el año pasado, insiste el estudio, Europa (excluyendo Rusia) recibió un 36% más de inversión extranjera directa que un ejercicio antes, alcanzando el récord de 305.000 millones de dólares, unos 280.000 millones de euros; consiguió atraer a más proyectos (se cerraron 4.341, un 10% más que en 2013) y generar unos 185.600 puestos de trabajo, casi 20.000 más que en el año anterior.