Información sobre vivienda y economía

La inversión pública en España crece por primera vez desde 2009

Autor: Redacción

Vuelve a crecer la inversión pública en España. Y lo ha hecho en un año en el que los ciudadanos han sido llamados a las urnas para elegir a sus representantes locales, autonómicos y estatales.

En concreto, y según publica el diario Cinco Días, las diferentes administraciones invirtieron unos 26.545 millones de euros durante 2015, una cifra que equivale aproximadamente al 2,5% del PIB doméstico, que arroja un alza interanual del 21,3% y que firma el primer repunte de la inversión pública desde el año 2009, cuando superó los 55.000 millones de euros.

Desde ese año, y para reducir el elevado déficit público, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y el de Mariano Rajoy han mantenido a raya la inversión en infraestructuras. Sin embargo, y con las elecciones como telón de fondo, 2015 ha sido un punto de inflexión. Tanto es así que el crecimiento interanual del 21% que ha experimentado la inversión pública es la más destacada en los últimos 15 años.  

En 2014, de hecho, la dotación pública marcó su mínimo de toda la Democracia al quedarse alrededor de 22.100 millones de euros, lo que arrojaba un desplome de casi el 60% respecto al pico de 2009.

En los momentos más críticos de la crisis, el peso de la inversión pública sobre el PIB se redujo hasta el 2,1%, la cifra más reducida desde los años 80 y cuatro décimas por debajo del nivel actual. Como consecuencia de esos mínimos, el repunte de la inversión de 2015 no ha sido suficiente como para situar a España en línea con la media europea, que registró en 2014 un gasto público en infraestructuras del 2,7% del PIB.

No podemos olvidar que la inversión en infraestructuras es una partida muy importante dentro de los Presupuestos Generales del Estado, cuyos pilares fundamentales son el gasto en pensiones, las prestaciones por desempleo, el pago de la deuda pública y el pago de las nóminas de los empleados públicos.

Las autonomías tiran de la inversión

Las autonomías fueron las administraciones que más aumentaron su inversión. Entre todas destinaron casi 12.500 millones de euros a las infraestructuras, un 34% más que un año antes, con Cataluña, Extremadura y La Rioja a la cabeza del esfuerzo inversor. El Estado, por su parte, invirtió algo más de 7.800 millones de euros, un 14,7% más, mientras que los ayuntamientos destinaron casi 6.100 millones, un 8,8% más.

En 2015 no solo repuntó la inversión pública: también acompañó la privada. Así, el conjunto de la economía invirtió unos 220.200 millones de euros, casi un 8% más que en el ejercicio anterior. En esta cifra se incluye los recursos aportados por la Administración, las empresas y los hogares.