Información sobre vivienda y economía

La inversión inmobiliaria en España despide 2018 en máximos de la última década

Autor: Redacción

El ladrillo español sigue siendo un polo de atracción para los grandes inversores. Y para comprobarlo basta echar un vistazo al balance de inversión registrado en 2018.

Según los cálculos de BNP Paribas Real Estate, el volumen de inversión en activos inmobiliarios acumulado durante el pasado ejercicio se situó en 11.630 millones de euros. La cifra arroja un alza interanual del 8% y se convierte en la más alta de la última década. Si a dicho importe se suma el de las operaciones corporativas con subyacente inmobiliario, el volumen total asciende a 19.000 millones de euros.

Entre los datos más destacados del año se encuentran el fuerte repunte de la actividad inversora en la recta final del año: han acaparado 3.700 millones de euros de inversión, casi un tercio del total y con una subida interanual cercana al 60%. 

Por sectores, el retail vuelve a ser el rey del mercado, con 4.280 millones de euros captados (un 23% más que en 2017), aunque no ha sido el único que ha cerrado un buen ejercicio. El sector de la logística ha batido récord con un incremento del 30% y una inversión de 1.300 millones de euros, impulsada por el auge del comercio electrónico y el buen momento del consumo y de la economía. En cambio, el mercado de oficinas ha captado un 4% menos de inversión debido, principalmente, a la escasez de producto en venta. El sector residencial, por su parte, ha acaparado el 16% de la inversión de todo el año. 

Otro de los protagonistas de 2018 han sido los fondos de inversión, que han representado casi dos terceras partes del volumen transaccionado. Las  socimis, por su parte, han estado muy presentes en el mercado de inversión, tanto desde el lado del comprador o vendedor como en las principales transacciones de suelo para desarrollar nuevo producto. También destaca la presencia de los “family office” (inversores privados) con adquisiciones, generalmente, de volúmenes inferiores a 50 millones de euros.

Según la firma, "el buen momento por el que pasan los fundamentales del mercado, con niveles de ocupación en máximos y las rentas estabilizadas o en fase de expansión en los mercados más consolidados, unido al exceso de capital y las pocas alternativas que ofrecen otros productos financieros, han propiciado una actividad “frenética” en el mercado de inversión". Además, estima que 2019 mantendrá la inercia del buen momento en el cual se encuentra el mercado de inversión español.