Información sobre vivienda y economía

BBVA Research: Los cambios en la ley del alquiler impactarán en las decisiones de inversión

Autor: Redacción

El último informe de BBVA Research pone el foco en las incertidumbres que sobrevuelan el mercado de la vivienda en España, para el que espera un crecimiento de la inversión menor de lo esperado.

Además de recortar la previsión de crecimiento del PIB para 2019 y 2020 (estima un alza del 2,2% y del 1,9%, dos décimas y una décima menos, respectivamente), ha revisado a la baja la inversión en vivienda, que podría crecer de media un 4,4% en estos dos ejercicios, 1,6 puntos porcentuales menos. En concreto, este año el alza podría ser del 4,6% y el próximo, del 4,3%, frente al 6,9% que subió en 2018.

Según el servicio de estudios del banco, uno de los factores que más está afectando la inversión en vivienda es el Real Decreto-Ley de medidas urgentes en materia del alquiler de viviendas que aprobó el Gobierno a principios de marzo y fue convalidado por la Diputación Permanente del Congreso hace dos semanas. Esta normativa trae novedades destacadas como ampliar la duración de los contratos, limitar las fianzas que pagan los inquilinos, anclar las subidas anuales al IPC y crear un nuevo índice de precios del alquiler, entre otras.

La normativa, muy criticada por el mercado inmobiliario, será uno de los principales lastres para la vivienda. “Los cambios regulatorios en el alquiler impactarán en las decisiones de inversión de manera permanente”, sostiene el informe de BBVA Research.

Y hay más factores a tener en cuenta. Uno de ellos es la incertidumbre en torno al pago del Impuestos de Actos Jurídicos Documentados (AJD, el famoso impuesto a las hipotecas), que “ha suscitado una corrección, al menos transitoria, de las ventas de viviendas”, asegura.

Recordemos que el pasado otoño este tributo fue el detonante de una situación inédita: el Pleno de la Sala III del Tribunal Supremo dictaminó que el tributo debe pagarlo el hipotecado, después de que la Sala de lo Contencioso declarara unas semanas antes que el pago debía recaer en los bancos.  

Por último, el servicio de estudios recuerda que la ralentización económica de Europa “podría dar lugar a una menor demanda por parte de los extranjeros”, que están jugando un papel destacado en la compra de viviendas en el mercado doméstico en los últimos tiempos.

Tras tocar mínimos históricos en 2009, la compra de vivienda por parte de foráneos prácticamente se ha cuadruplicado, alcanzado 65.400 operaciones solo en 2018. Estas compras representaron el 12,6% del total, según los datos del Colegio de Registradores.