Información sobre vivienda y economía

La dueña del centro comercial La Ermita de Madrid desafía al covid: sale a bolsa valorada en 21 millones

MAB
MAB
Autor: Redacción

La socimi Desarrollos Ermita del Santo desafía la crisis del coronavirus con su estreno en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Este vehículo de inversión inmobiliaria, cuyo único activo en cartera es el centro comercial madrileño La Ermita, debutará en plena incertidumbre económica e inmobiliaria por la pandemia del covid-19.

Su puesta de largo será este 31 de julio a un precio de 424 euros por acción, lo que confiere a la compañía una valoración total de 21 millones de euros, cifra que supera en más de tres millones el valor de mercado del centro comercial (que, según la consultora Gesvalt, se situaba en 17,78 millones de euros a cierre de 2019).

Este centro comercial se ubica en el barrio de Los Cármenes (distrito de Villaverde), muy cerca del Río Manzanares, y tiene una superficie bruta alquilable de más de 60.000 m2, de los que unos 57.000 m2 están en manos de la socimi (un 88% del total).

Su participación incluye espacios destinados al comercio y al ocio, además de zonas deportivas y oficinas (los comercios, el ocio y el deporte suman más de 42.100 m2 -el 73% del total- a los que se añaden los 14.000 m2 de parking y a los 1.331 m2 destinados a oficinas), y tiene una ocupación cercana al 88%. Sus ingresos por rentas se elevaron por encima de 1,3 millones de euros durante el pasado ejercicio.

El centro tiene como inquilinos al supermercado La Plaza de DIA y a la cadena de restauración Foster’s Hollywood. En el espacio destinado a eventos destaca el Teatro Goya, al que se suma una pista de karts (Carlos Saiz Center), una bolera, y 2 centros deportivos con pistas interiores y exteriores (Paidesport y la Asociación Deportiva Río Manzanares)

La sociedad es dueña del activo de forma indirecta, ya que controla el 100% de Ibemetex Ermita, la propietaria de 45 fincas de las 54 que forman el centro comercial, que están gestionadas y administradas por la sociedad Espacio Quatro Gestión.

La estrategia del vehículo de inversión pasa por, a corto plazo, “centrar sus esfuerzos en la captación de inquilinos para los activos que actualmente se encuentran desocupados”. Además, “está abierto a analizar posibles oportunidades de inversión que pudieran surgir en el futuro dentro del centro comercial, respecto de inmuebles que no son de su propiedad. En principio, el grupo prevé mantener los activos en cartera a largo plazo, aunque no se descarta la posibilidad, en un momento dado, de prescindir de algún activo por motivos estratégicos o de evolución del mercado inmobiliario”, explica el documento remitido por la socimi al Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

Otra de las estrategias que estudia el grupo pasa por cambiar el uso de algunos suelos situados en las inmediaciones del centro comercial. “Llegado el momento, cabría la posibilidad de que el Grupo, si lo considera conveniente, pudiera volver a presentar al Ayuntamiento de Madrid, como hizo en el año 2014, una propuesta para la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que fue inicialmente aprobada en el año 2015, pero finalmente se desestimó en 2016. La propuesta consistía en la mejora y revitalización de la zona donde se encuentra el centro comercial, mediante una nueva ordenación urbanística que proponía el cambio de calificación del suelo pasando de deportivo privado a uso residencial, característico de la zona, complementándolo con el de servicios terciarios, y a zonas verdes para facilitar las conexiones peatonales entre los parques que bordean la zona. La propuesta constituía una actuación de dotación que implicaba un incremento de edificabilidad por lo que contemplaba cesiones urbanísticas”, aclara el documento.

Entre los accionistas de la socimi se encuentran varias sociedades (Ibemetex Investment, Ibemetex Spain, Starbright Management Corp, Corporación Ibérica Investments, Vamefe Mall y Calox Internacional España), así como varias personas físicas (más de una veintena de accionistas minoritarios y Vicente Armas Bauza, consejero de la socimi).

Medidas frente al covid-19

Tras la declaración del estado de alarma el 14 de marzo pasado, el centro comercial y sus locales tuvieron que cerrar al público, a excepción del supermercado “La Plaza de DIA”, que tiene acceso directo desde la calle y el aparcamiento para vehículos.

Según detalla la socimi, eurante los meses de abril, mayo y junio de 2020, Ibemetex Ermita ha facturado a los arrendatarios el 100% de las rentas, cuotas de la comunidad de propietarios y los gastos repercutibles de acuerdo con los contratos de arrendamiento; sin embargo, “sólo se ha cobrado el 48% de lo facturado”.

El 8 de junio de 2020 el centro comercial volvió a abrir sus puertas con aforo limitado y, tras el reinicio de las actividades, la sociedad espera “poder llegar a un acuerdo con los arrendatarios respecto al importe pendiente de cobro de los meses correspondientes al segundo trimestre”. De momento, ya ha llegado a acuerdos con algunos inquilinos, como Diver Karting (el arrendatario de la pista de karts) con la bonificación de un 70% la renta de los meses de abril a junio de 2020 (ambos incluidos), así como un 30% la renta de los meses de junio a septiembre de 2020 (ambos incluidos). Por otra parte, la sociedad ha firmado nuevos préstamos y créditos con las entidades bancarias en los últimos meses para garantizar que cuenta con los recursos suficientes.

La socimi reconoce que la situación podría tener un impacto material y negativo en el negocio, los resultados, las perspectivas y la situación financiera, económica o patrimonial del grupo, aunque asegura que con la incertidumbre actual no es posible cuantificar de forma fiable cuál podría ser ese impacto.