Información sobre vivienda y economía

Nueve cifras curiosas sobre la realidad de las mujeres trabajadoras en España

Autor: Redacción

Hoy se celebra en todo el mundo el Día de la Mujer Trabajadora y, aunque para muchas féminas el hecho de que el calendario fije un día para conmemorar su papel fundamental en el mercado laboral es un acto más de sexismo, lo cierto es que las cifras oficiales ponen sobre la mesa que la realidad que viven es muy diferente a la de sus compañeros.

Las estadísticas del INE, la Unión Europea y hasta la Organización Internacional del Trabajo no dejan lugar a dudas: las mujeres no suponen ni la mitad de la fuerza laboral en España, son las que lideran las jornadas parciales, ocupan menos puestos directivos y tienen un protagonismo reducido en el mundo de la inversión. En cambio, son las más formadas y las que centran sus prioridades de ahorro alrededor de la familia. Resumimos varios datos oficiales y algunos estudios que reflejan el escenario actual:

1. No suponen ni la mitad de los trabajadores. La última Encuesta de Población Activa (EPA) que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística calcula que a finales de 2015 las mujeres representaban el 45% de la fuerza laboral ocupada. De los 18,094 millones de trabajadores que hay, ellas suponen 8,23 millones.

A pesar de representar menos que los varones, a lo largo de la crisis las féminas han logrado mantener sus puestos de trabajo. En el cuarto trimestre de 2007, sin ir más lejos, la EPA contabilizó 20,717 millones de ocupados, de los que 8,63 millones eran mujeres. Así pues, y mientras el número total de trabajadores ha bajado más de un 12% desde entonces, el volumen de féminas ocupadas se ha reducido mucho menos: un 4,6%.

2. Lideran la jornada parcial. Otra de las cifras reveladoras que maneja el INE es la del elevado peso de las mujeres en los contratos vinculados a la jornada de trabajo parcial. De los 2,84 millones de puestos parciales, 2,05 están ocupados por féminas, lo que representa un 72,4% del total, como consecuencia de su necesidad de tener tiempo para su familia.

3. Están más formadas que los hombres. El organismo de estadísticas también muestra que de esos más de 18 millones de ocupados que hay en nuestro país, 7,62 millones tienen estudios superiores. Y, de todos ellos, casi el 52% son mujeres (según el INE, actualmente 3,94 millones de trabajadoras tienen educación superior, frente a los 3,68 millones de empleados varones).

4. Hay menos directivas que en la UE. A pesar de que las trabajadoras están más formadas, lo cierto es que en nuestro país el porcentaje de directivas está por debajo de la media europea. Según los datos de la oficina estadística alemana Destatis recogidos por la agencia Europa Press, la representación femenina en los consejos de dirección de las empresas españolas alcanzaba el 31% en 2014, frente al 33% que registraba la media de la UE. En Rumanía, Bélgica, Letonia, Hungría, Polonia o Lituania, por ejemplo, los porcentajes son superiores al doméstico.

5. Ganan un 19% menos. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha publicado un informe en el que asegura que, de media, una mujercobra un 18,8% menos por hora en España que un hombre, frente a la brecha salarial del 16,2% que se da en el conjunto del Viejo Continente. Por si fuera poco, la OIT insiste en que, con la crisis, la distancia entre el salario que cobran varones y féminas se ha incrementado.

La consecuencia, según el Sindicato de los Técnicos de Hacienda (Gestha), es que las mujeres tendrían que trabajar 70 días al año más que los hombres para poder percibir el mismo salario. De media, dice Gestha, el sueldo anual de las féminas es unos 4.600 euros más bajo.

6. Se llevan el trabajo a casa. Otro de los estudiosrecientes que sirven para reflejar la realidad de la mujer en el mercado laboral es el que ha realizado vente-privee, la web especializada en ventas flash, que asegura que las responsabilidades del trabajo no acaban al salir de la oficina.

“Siete de cada diez mujeres trabajadoras afirma llevarse el trabajo a casa. En concreto, el 14% dice trabajar en casa fuera del horario laboral de manera continuada y el 56% hacerlo de manera esporádica. Además, el 57% afirma atender su teléfono profesional todos los días -incluidos los fines de semana-, comprobando el email y cogiendo llamadas; y el 25% manifiesta hacerlo, pero sólo los días de diario”, explica la firma.

7. Ahorran más pensando en la familia. Bankinter nos proporciona otra cifra curiosa relacionada con el ahorro. Según el estudio que ha realizado a través de su portal online Coinc, la boda y los bebés representan un mayor porcentaje en las metas de los ahorros de las mujeres, mientras que en caso de los hombres los esfuerzos se centran más en el coche o la moto y los productos de electrónica.

8. Tienen un papel reducido en la inversión. En el mundo de la inversión, el papel femenino sigue siendo muy reducido. Según los datos de Self Bank publicados por el diario El Economista, en España apenas un 25% de los fondos de inversión están gestionados por mujeres. Además, su perfil inversor es muy diferente: no solo anteponen la educación de sus hijos a su jubilación o de su independencia financiera, sino que también se toman más tiempo para decidir sus inversiones.

9. Solo hay cinco 'super ricas' en el top 20. La última cifra que podemos incluir en la lista es que solo encontramos cinco mujeres entre las 20 mayores fortunas de España. Hasta en este ranking las mujeres tienen una representación reducida. Sandra Ortega, la hija del fundador de Inditex; Hortensia Herrero, la mujer del presidente de Mercadona; la empresaria Alicia Koplowitz; Helena Revoredo, presidenta de Prosegur, y María del Pino, hermana de Rafael del Pino, son las representantes femeninas en en el ranking de las 20 personas más ricas del país.