Información sobre vivienda y economía

España es el país europeo donde más ocupados están buscando un nuevo empleo

Autor: Redacción

En España cada vez hay más trabajadores que buscan un nuevo empleo. Según los últimos datos de la consultora Randstad, el 16% de los ocupados en nuestro país está buscando trabajo, la cifra más elevada de los últimos tres años y que supone alrededor de tres millones de personas.

Durante 2014 el peso de los ocupados que se encontraban buscando otro empleo de manera activa se situó entre el 10% y el 12%, registrando en el tercer trimestre de ese año la cifra más baja de los últimos tres años. A partir de 2015, este grupo de profesionales experimentó dos trimestres de aumento consecutivo hasta alcanzar el 14% del total, nivel en el que se mantuvo hasta el último trimestre de ese año, cuando ascendió hasta el 16%. Sin embargo, durante los nueve primeros meses del pasado ejercicio la cifra cayó de nuevo para repuntar hasta ese mismo nivel en el cuarto trimestre.

El estudio asegura que esa búsqueda activa de empleo se puede producir por dos motivos: para mejorar su situación o bien, para compatibilizarlo con su empleo actual.

“Las buenas previsiones para el mercado laboral en 2017 se han traducido en un mayor nivel de optimismo de los trabajadores. La coyuntura económica y la reactivación del mercado laboral, que va a generar 400.000 puestos de trabajo durante el año, comienzan a impulsar a los profesionales a buscar otro puesto de trabajo, bien para mejorar su situación actual o para compatibilizarlo con el que ya tienen, por lo que la rotación laboral puede aumentar respecto a años anteriores. Las empresas deben ser conscientes de la necesidad de atraer y fidelizar el talento en sus plantillas”, explica Luis Pérez, director de relaciones institucionales de Randstad.

Actualmente, el porcentaje de ocupados en España que está buscando una nueva oportunidad laboral es el más alto de toda Europa. Prácticamente duplica la media de la UE, que se sitúa en el 9%, y supera de largo el que registran las grandes economías globales.

En Japón solo el 4% de los trabajadores está buscando un nuevo empleo, mientras que en Francia y Alemania la proporción alcanza el 7% y en Reino Unido, el 8%. EEUU está algo más cerca, al registrar un 15%. El único país que supera el porcentaje doméstico es China, donde prácticamente uno de cada cinco ocupados está en búsqueda activa de trabajo.