Información sobre vivienda y economía

La ocupación de menores de 25 años marca máximos desde 2010

Autor: Redacción

El número de menores de 25 años que trabaja está en máximos de 2010. Ésta es una de las conclusiones que se pueden extraer del último informe que ha publicado la consultora Randstad, que sitúa en 816.000 la cifra concreta de jóvenes con menos de un cuarto de siglo que estaban ocupados a cierre de 2016.

Supone, según Randstad, un 57,1% del colectivo de menores de 25 años, lo que significa que la tasa de ocupación está en su nivel más elevado desde el año 2010 tras crecer durante tres ejercicios consecutivos. El mínimo actual fue el 45,1% registrado en 2013.

Cuatro de cada cinco jóvenes que tienen empleo están vinculados al sector servicios, lo que se traduce en unos 658.000 trabajadores. En segundo lugar, se sitúa industria, sector en el que trabajan 93.200 ocupados menores de 25 años (11,4%). Le siguen los sectores de agricultura, con 40.400 trabajadores, y construcción, 93.200, que representan el 4,9% y el 3%, respectivamente.

En términos interanuales, todas las actividades económicas excepto agricultura han sumado trabajadores menores de 25 años. Según el estudio, industria es el sector que ha registrado un mayor crecimiento con respecto a 2015 (5,5%), seguido de construcción (4,2%) y servicios (3%). En el lado contrario se sitúa agricultura, que ha descendido casi 16 puntos porcentuales respecto a 2015.

Cataluña y Navarra, líderes autonómicos

La consultora también analiza el empleo de los menores de 25 años por autonomías y, según la variable que se elija, el protagonismo se lo lleva Cataluña o Navarra.

Si nos centramos en el número absoluto de ocupados, la región catalana es la que lidera el ranking con 177.500 jóvenes trabajadores, lo que representa casi un 22% del total nacional. Las siguientes autonomías más destacadas son Madrid (116.000), Andalucía (111.400), Comunidad Valenciana (92.000), Castilla y León (38.200) y Galicia (37.200). Al otro lado de la tabla están Cantabria (8.700) y La Rioja (5.700).

En cambio, si nos fijamos en la evolución del último año, descubrimos que la región número uno es Navarra, donde la ocupación de menores de 25 años se ha disparado un 66,7%, frente al escaso 2,2% que ha crecido la media nacional. Con un crecimiento de dos dígitos también están Asturias, Cantabria, País Vasco, Castilla y León y Cataluña.

Solo hay cinco autonomías que se han comportado peor que la media nacional y lo curioso es que entre ellas están dos de las regiones con más jóvenes empleados. Según el estudio, han perdido fuerza laboral de menores de 25 años Baleares, Aragón, Madrid, Canarias y Andalucía. Las dos últimas, de hecho, han registrado un descenso de dos dígitos.