Información sobre vivienda y economía

El empleo en la construcción toca máximos de ocho años, pero el sector aún arrastra 260.000 parados

Autor: Redacción

El sector de la construcción está registrando una mejora paulatina de sus cifras de empleo, que evolucionan al son de la creciente actividad del ladrillo. 

Tras tocar mínimos en 2014, coincidiendo con el peor momento que ha vivido el sector en los últimos tiempos, el empleo crece con alegría y el paro sigue bajando. Actualmente el número de ocupados en la actividad está en máximos de casi ocho años, mientras que el de desempleados se ha reducido a la mitad desde 2015. Repasamos cómo han evolucionado, según las cifras del INE y el Ministerio de Trabajo.

En lo que a ocupados se refiere, la EPA del primer trimestre del año situó el número de afiliados a la Seguridad Social en la construcción en 1,281 millones de personas, lo que significa que hay casi 340.000 personas más trabajando en el sector que a principios de 2014, cuando la ocupación en el ladrillo tocó suelo. Además, es el mejor dato desde el último trimestre de 2011, aunque sigue muy lejos de los más de 2,6 millones de cotizantes que se llegaron a registrar en 2008, cuando el boom inmobiliario daba sus últimos coletazos.

"Los datos confirman la tendencia positiva del empleo en el sector y estamos en un incremento interanual del 9%, lo que significa unos 72.000 afiliados al Régimen General más que en abril de 2018 y esto es muy positivo e importante. Además, todo apunta a que este ritmo se va a seguir manteniendo, y más viendo el histórico, pues llevamos 13 meses con una media de incremento interanual del 8-9%. Previsiblemente, podríamos acabar el año con una cifra total de ocupados en el sector cercana a 1.400.000 personas", explica Enrique Corral Álvarez, director general de la Fundación Laboral de la Construcción.

En el caso del paro, las últimas cifras del Ministerio de Trabajo ponen sobre la mesa que todavía hay 261.610 personas vinculadas a la construcción que están apuntadas a los Servicios Públicos de Empleo. La cifra es mínimamente superior a la registrada en marzo (29 personas se han quedado sin empleo), aunque está a años luz de las que vimos en el pasado. A principios de 2015, sin ir más lejos, había más de 535.000 parados ligados a la construcción, lo que supone una reducción de más de 273.000 en apenas cuatro años. En concreto, es el mejor dato desde noviembre de 2007.

La mejora de la actividad de la construcción, que está viviendo un repunte de compraventas de viviendas, del número de visados para levantar viviendas nuevas o del volumen de inversión captado, está siendo determinante en la creación de empleo y la caída del desempleo en el sector. Solo en los últimos 12 meses, se han dado de alta en el sistema 130.000 personas y otras 32.000 han salido de las listas del paro. De hecho, el ladrillo se ha convertido en una de las actividades de mayor crecimiento del empleo entre las pymes.