Información sobre vivienda y economía

El paro en España vuelve a subir en agosto y casi 2 millones de trabajadores siguen de ERTE

Autor: Redacción

Agosto ha terminado con una nueva subida del desempleo. Con el final de la temporada estival, marcada este año por la crisis del coronavirus, el número de parados en España vuelve a situarse por encima de 3,8 millones, tras incrementarse en 29.780 personas más a los servicios de empleo (SEPE).

Según el Ministerio de Trabajo, en el octavo mes del año el paro ha subido un leve 0,8%, aunque respecto a agosto de 2019 el repunte ronda los 800.000 desempleados. El año pasado por estas fechas, había 3,06 millones de personas sin trabajo. En números absolutos, es el peor agosto desde el año 2015.

Por sectores, agricultura ha sido la única actividad económica que ha registrado una caída del desempleo (con una reducción de 13.523 personas; esto es, del 6,6%), mientras que los servicios han sido los peor parados, con 20.216 (0, 76%) personas más "debido, en gran medida a las restricciones de movilidad determinadas por los principales países emisores de turismo del mercado español", asegura el Ministerio. El segundo sector donde más ha crecido el paro es la construcción (con 7.983 desempleados más, un 2,68%), seguido de la industria (se anota 2.981 inscritos más, con un alza cercana al 1%).

Por regiones, el organismo encabezado por Yolanda Díaz explica que el paro registrado ha bajadp en ocho comunidades autónomas encabezadas por Navarra (-1.078), Cantabria (-763) y Extremadura (-548), mientras que sube en otras nueve, sobre todo en Cataluña (11.293), Madrid (6.260) y la Comunidad Valenciana (5.694), que concentran el 78% de los nuevos parados.

También se resiente la firma de nuevos contratos. Prueba de ello es que en el octavo mes del año se firmaron 1,11 millones de contratos, cifra que representa un 73,6% menos de los que se formalizaron en agosto del pasado ejercicio.

En lo que se refiere a las prestaciones, Trabajo asegura que un total de 4,18 millones de personas recibieron una prestación del Servicio público de Empleo Estatal, unas 950.000 menos que en el mes anterior, de las que 1,91 millones estaban incluidas en un ERTE. El gasto público derivado de estos procesos se situó en 1.265 millones de euros. 

Se crean menos de 7.000 empleos

La Seguridad Social, por su parte, ha registrado un aumento testimonial del número de afiliados, con apenas 6.822 nuevos cotizantes respecto a julio. No obstante, el Ministerio liderado por José Luis Escrivá sostiene que es el primer repunte de la afiliación que se registra en un mes de agosto. A pesar de la subida, el número de cotizantes sigue por debajo de 18,8 millones, frente a los 19 millones de marzo y a los 19,4 millones de diciembre. En los últimos 12 meses, el sistema ha perdido 527.851 afiliados.

"Es el cuarto mes consecutivo en que el sistema suma ocupados después del impacto de la pandemia del covid-19, dato especialmente relevante si se tiene en cuenta que es la primera subida media en un mes de agosto en la serie que recoge estos datos (desde 2001). En 2019, por ejemplo, se contabilizaron 212.984 afiliados menos", aclara el Ministerio, que confirma que desde abril el sistema ha recuperado 333.709 cotizantes.

Las principales mejoras de cotizantes en agosto se han producido en las actividades sanitarias y de servicios sociales, con 31.795 afiliados más; hostelería, con 24.536 y actividades administrativas y servicios auxiliares, con 12.282. En cambio, los peores resultados han sido los de educación, que perdió 34.147 afiliados; seguido de actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (-8.690), construcción (-7.355) e industria manufacturera (-7.240).