Información sobre vivienda y economía

Bricolaje Arduino: 10 proyectos muy baratos para que automatices la casa por tu cuenta

Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

Desde hace casi una década, unas placas azules de origen italiano han conquistado el mundo de la microelectrónica casera. Arduino, una plataforma de hardware libre basada en un microcontrolador con puertos de entrada y salida, permite que comiences a automatizar tu vida desde tu ordenador.

Miles de personas de todo el mundo publican por internet detallados tutoriales de sus proyectos con Arduino (programación incluida) para que, si eres un apasionado de la electrónica, puedas llegar a convertir tu hogar en una 'smart home' sin que tu bolsillo apenas lo note: la placa básica cuesta tan solo 30 euros. Con empeño y dedicación, tu domicilio podrá responder a todos tus deseos. En concreto, a estos diez que te contamos y que algunos amantes del 'hazlo tú mismo' han decidido compartir para que puedas imitarlos:

1. Escribe un 'tuit' y pídete un café. Con una cafetera, un interruptor, un relé y la programación adecuada que encontrarás en Instructables, tu cuenta de Twitter puede convertirse en tu propio camarero. Con este invento, podrás hacer que tu cafetera te prepare tu cortado con leche cuando estés en la cama o en el autobús solamente escribiendo un 'tuit'. Además de ahorrar tiempo, podrás presumir de que tu cuenta en el pájaro azul es más inteligente que las demás.

 2. Un robot aspirador casero. Aunque no te va a quedar tan estético como los robots comerciales, tú también puedes conseguir que tu aspiradora deje de ser estúpida y aprenda a no chocarse contra las paredes. Con una placa Arduino, una batería de Litio, un turboventilador y las ruedas de un simple avión teledirigido, podrás conseguir que tus pelusas se absorban sin freno con tu robot aspirador.

3. Controla la calefacción de tu hogar con Arduino. Una placa Arduino Yún (que ya incorpora una conexión Ethernet y otra Wifi), sensores de temperatura, resistencias y una conexión adecuada con tu caldera son los elementos básicos para conseguir que tu casa te reciba de una forma acogedora sin necesidad de llegar a ella y congelarte durante los primeros minutos. Podrás controlar cómodamente todo el sistema desde tu 'smartphone'.

4. Un lector de huellas dactilares como nueva cerradura. Si conectas tu placa con componentes como un lector de huellas dactilares, baterías y transistores, e instalas el sistema en tu puerta, conseguirás evitar a los ladrones para siempre. Aunque no se trata de un proyecto sencillo, el autor de este invento te ha dejado todos los detalles para que comiences a abrir la puerta del garaje con tan solo aproximar tu dedo (una huella única e irrepetible) por el sensor. Despídete de las analógicas llaves y también de los ladrones.

5. Llega a casa, aplaude  y enciende las luces. Todo amante de' Los Simpson' ansía controlar las luces de su casa con sus palmadas desde que Homer lo intentara sin éxito con la lámpara de su mesilla. Pocos ingredientes  (la placa, relés y resistencias) son necesarios para crear tu propio sistema y que las bombillas respondan por fin  a tus aplausos. También existen proyectos más avanzados que permiten apagar o encender todas las luces de tu domicilio directamente desde una aplicación móvil.

6.  Un robot que te dobla la ropa. Con una placa Arduino y un robot de la misma marca (bastante más caro, eso sí), un joven ha conseguido uno de los dos sueños de cualquier persona desordenada: un invento que dobla la ropa y la apila. Pese a que por el momento funciona muy lentamente y crear la estructura mecánica puede costarte sudor y lágrimas, no se puede negar la originalidad de este sistema. 

7. Un sistema de riego para tus tiestos. Las plantas siempre otorgan un toque decorativo y natural a nuestro insulso domicilio. El problema está en que precisan de unos mínimos cuidados y no siempre somos capaces de acordarnos de que son seres vivos y necesitan realizar su fotosíntesis.

Si estás entre los que desatienden a sus tiestos, puedes solucionarlo con un Arduino, una bomba peristáltica y una fuente de alimentación, según se detalla en este tutorial de Instructables. Las placas azules pueden ayudarte a crear tu propio sistema de riego automático sin necesidad de tener que comprarlo: hacerlo tú mismo es más divertido.  

8.  Arduino da de comer a tus peces. Cuando no se desea adquirir una mascota que dé demasiado trabajo, comprar una pecera parece la mejor opción. Pero como los seres humanos somos un pelín vagos, el autor de este proyecto ha creado un  dispensador automático de comida para peces con ayuda de una placa, servos y un pequeño bote de plástico con un orificio para que tus  amigos acuáticos puedan nutrirse.

9. Un correo electrónico cuando te llegue una carta al buzón. Los buzones analógicos han quedado prácticamente desfasados en el siglo XXI, pero aún sigue habiendo notificaciones y paquetes que tienes que recibir por este medio. Si eres de los que no puede esperar para comprobar si hay una misiva nueva o simplemente necesitas un aviso para darte cuenta de que tenías que mirarlo, tu Arduino junto con un escudo GSM, baterías e interruptores, puede avisarte por correo electrónico de la llegada de una nueva carta. Un proyecto que une los buzones del pasado con los del presente.

10. Un detector para saber si el cuarto de baño está ocupado. Si te ves obligado a compartir piso con desconocidos o simplemente eres un firme defensor de que nadie te moleste en tu templo sagrado, un invento que encienda ledes en la estancia que tú elijas para indicar que el baño está libre u ocupado puede ser una solución para que nadie vuelva a intentar abrirte la puerta de tu servicio. A través de sensores, un Arduino Yún y una conexión Wifi, conseguirás este reto.  

Puedes recurrir a estos inventos u otros para que tu casa comience a desarrollar su propia inteligencia: hay cientos de proyectos libres en internet que seguro que te satisfacen. Al fin y al cabo, lo mejor de Arduino es que se adapta a todo tipo de deseos y necesidades sin que tu cuenta bancaria sufra demasiado las consecuencias.