Información sobre vivienda y economía

En bambú o cómo los robots están cambiando la forma de construir

Archi-Union Architects
Archi-Union Architects
Autor: @Lucía Martín (colaborador de idealista news)

En China, un arquitecto une tradición con robótica generando diseños que rompen con la forma de construir habitual en las ciudades. Y todo en un tiempo récord, ahorrando energía y rebajando costes.

Viajemos a China: un país súperpoblado, en plena efervescencia, con un crecimiento vertiginoso de las ciudades en las que se construye de forma rápida y sin apenas esencia, es decir, repitiendo las mismas estructuras como se hizo en su día en muchas ciudades españolas allá por los sesenta… Pero ese modelo de construcción no gusta ni convence a todos, como pone de manifiesto el arquitecto Philip Yuan, fundador del gabinete de arquitectura Archi-Union Architects.

¿Qué propone este profesional? Desde luego, nada que ver con las torres de apartamentos que surgen en las grandes ciudades chinas sino otra forma de construir que respete más la tradición y la identidad del país, algo que se ha ido perdiendo y diluyendo en un mar de cemento.

Y ello ayudado de la robótica porque muchas de sus piezas son elaboradas por robots. Un ejemplo de ello es su proyecto “En bambú”, cuyas fotos ilustran este artículo. Se trata de un pabellón de madera realizado junto a tejedores de bambú de Daoming, en la provincia de Sichuan. El arquitecto lo realizó utilizando diseño computacional basado en algoritmos y ayudándose de dos brazos robóticos: el edificio, en forma de ocho, se finalizó en tan solo 52 días, un plazo impensable si se hubiera construido de la forma tradicional, que habría llevado de seis meses a un año en China (y el doble de plazo en Occidente), según el arquitecto.

Si nos fijamos, se aprecia que cada columna tiene ángulos y alturas diferentes, algo que, de haberse hecho siguiendo métodos de construcción tradicionales, habría supuesto plazos mayores de tiempo. En este proyecto, los arquitectos fabricaron los paneles y las distintas secciones con madera, azulejos y bambú y luego fueron transportados a la localización, donde fueron ensamblados a mano.

En otro de sus proyectos, la galería Chi She de Shanghai, los profesionales utilizaron un brazo robótico para colocar una fachada de ladrillos ondulados, un diseño que habría sido imposible realizar a mano. Aunque el ladrillo es un material tradicional, se puede colocar de otras formas, generando otras geometrías, reconoce Yuan.

En definitiva, una manera de construir totalmente innovadora en la que la tradición, el saber hacer manual y las últimas tecnologías se dan la mano para concebir diseños innovadores que, sin duda alguna, generan otra imagen en el paisaje de las ciudades.