Información sobre vivienda y economía

Imagen del día: el iPhone y los servicios, las principales fuentes de ingresos de Apple

Tim Cook, CEO de Apple / Gtres
Tim Cook, CEO de Apple / Gtres
Autor: Redacción

El pasado 24 de agosto Tim Cook celebró su décimo aniversario como CEO de Apple. Ha protagonizado la que posiblemente sea la mayor sucesión de la tecnología. Ningún jefe ejecutivo de la historia ha creado tanto valor general para los accionistas como el Sr. Cook. Y el crecimiento parece bastante robusto. Para sorpresa de los analistas que durante años han predicho el declive del iPhone, el dispositivo sigue ganando dinero. Otras fuentes de ingresos también han pasado a primer plano. El negocio de servicios de la empresa, que incluye la App Store y Apple Music, ha pasado de facturar 8.000 millones de dólares en 2011 a 65.000 millones en los últimos cuatro trimestres.

The Economist
The Economist

Aunque los wearables como el Apple Watch y los accesorios como los AirPods son un negocio menor que el del iPhone, generan muchos ingresos: casi 9.000 millones de dólares en tres meses hasta junio. El año pasado, los AirPods acabaron en más de 200 millones de oídos y los Apple Watch en 34 millones de muñecas, superando en ventas a todos los demás auriculares de gama alta y a todos los relojes suizos juntos.

En algún momento, sin embargo, Apple necesitará otra innovación clave como el iPhone. De ahí que se hable de "iGlasses", que añadirían una capa digital a la realidad física que percibe el usuario, e incluso de un "iCar". Aunque la firma no lo confirma, es un secreto a voces que lleva años trabajando en ambos. Las filtraciones sugieren que las gafas de realidad aumentada podrían llegar por fin en los próximos uno o dos años y, al parecer, Apple tiene planes para lanzar un vehículo que sea a la vez eléctrico y de conducción autónoma en 2024. Pero también se sabe que las cosas no han ido bien y que los plazos se han retrasado en el pasado.

El coche, que a diferencia de las gafas no es una extensión natural de la actual línea de tecnología de consumo de Apple, sería difícil de llevar a cabo. Incluso sin un motor de gasolina y una caja de cambios, un vehículo es mucho más difícil de fabricar que un smartphone. La idea de Apple sobre la automoción parece haber ido de un lado a otro entre la construcción de sus propios coches autoconducidos desde cero o el suministro de la electrónica y el software necesarios a otros fabricantes de automóviles.