Información sobre vivienda y economía

Las inmobiliarias se esfuman de la bolsa: realia, colonial o quabit, las únicas opciones para apostar

bolsa de madrid
Autor: @efonseca

Las inmobiliarias han pasado de representar en 2006 el 2,41% de la capitalización en el índice general a suponer sólo el 0,16% en 2009, según datos de bolsas y mercados españoles (bme). Una cifra que se justifica principalmente por la depreciación de sus acciones. Pero éste no es el único factor que ha hecho que la presencia de las inmobiliarias en la bolsa se haya reducido a la mínima expresión. La entrada en concurso de acreedores de muchas de ellas ha dejado congeladas sus cotizaciones; algunas optaron por virar hacia nuevos negocios y otras, fueron excluidas de negociación. Todo ello ha limitado la posibilidad de invertir en el negocio inmobiliario en bolsa a un puñado de empresas

Metrovacesa, montebalito, fergo aisa, parquesol… han dejado de ser una opción para quienes quieren apostar, al alza o a la baja, por inmobiliarias cotizadas. Aunque cada una por diferentes motivos, lo cierto es que la representación del sector en la renta variable puede contarse con los dedos de un mano

Víctimas de los concurso de acreedores

Reyal urbis y renta corporación han sido las últimas en engrosar la lista de inmobiliarias cotizadas declaradas en quiebra. La primera de ellas protagonizó el pasado mes de febrero el segundo mayor concurso de acreedores de la historia de España con un agujero patrimonial que ronda los 1.700 millones de euros al no alcanzar un acuerdo con la banca acreedora. Treinta días después renta corporación se veía abocada al mismo desenlace tras analizar “cabalmente” su situación económica y financiera

Una de las consecuencias inmediatas de la entrada en concurso de acreedores de estas dos empresas fue la suspensión de sus acciones en la bolsa. Desde la comisión nacional del mercado de valores (cnmv) explican que éste suele ser el procedimiento habitual pero no tanto por la declaración en concurso en sí, sino porque en este nuevo marco se van a suceder las negociaciones con los acreedores y no todos los inversores van a tener a su alcance información sobre la administración concursal.  “Es inevitable suspender la cotización de los títulos porque en estas circunstancias va a haber información asimétrica”, señalan desde el organismo que preside Elvira Rodríguez

Un camino que antes recorrieron las acciones de martinsa fadesa, las de fergo aisa y las de nyesa. La cnmv paralizó la cotización de martinsa fadesa el 14 de julio de 2008 al comunicar la mayor suspensión de pagos de España. Casi tres años después la empresa que preside Fernando Martín dejaba atrás el concurso de acreedores. Sin embargo, el regulador ha optado por mantener congeladas, en 7,3 euros por papel, las acciones de la inmobiliaria hasta la fecha de hoy porque la salida del concurso de acreedores “no es razón suficiente para el levantamiento de la suspensión”. Las mismas fuentes añaden que para que esto ocurra es necesario que la viabilidad de la compañía “esté completamente garantizada” y que tenga unas previsiones a futuro reales. Martinsa fadesa reconocía en su último informe de gobierno corporativo problemas de tesorería y la posibilidad de incumplir el convenio de acreedores

Más vaivenes ha sufrido la cotización de fergo aisa. Los problemas de auditoría llevaron a la cnmv a paralizar la cotización de fergo aisa el 14 de mayo de 2008. Casi 14 meses después el regulador autorizó su vuelta al parqué. Pero los problemas con sus acreedores han sido constantes estos últimos años por lo que las acciones de la promotora han sido suspendidas en numerosas ocasiones. La última el pasado 20 de abril cuando la firma que dirige Carlos Fernández optó por el preconcurso. Tres meses después se declaró en suspensión de pagos

La misma historia se repite en nyesa. Los títulos de la empresa resultante de la fusión con inbesòs llevan en stand by desde septiembre de 2009 cuando se acogió al preconcurso de acreedores ante sus problemas de insolvencia

Los expertos consultados destacan que al inversor le afecta que una empresa esté suspendida porque el "valor pierde liquidez y no puede vender ni comprar en el mercado con la garantía de un precio que viene dado por la cotización oficial". No obstante, recuerdan que puede el titular de las acciones puede venderlas fuera de la bolsa en los denominados mercados grises negociando el precio con el comprador pero con menor seguridad que si la operación se hiciese en el parqué

Metrovacesa, adiós a 72 años en bolsa

La inmobiliaria puso fin en mayo a su andadura en la renta variable tras 72 años cotizando. Las entidades financieras que controlan metrovacesa lanzaron a finales de 2012 un opa de exclusión por el 100% de la firma. Todo apunta a la obligación por parte de la cnmv a que la banca valorase esa participación bajo otro criterio, lo que motivó que las entidades optasen por sacar a metrovacesa del mercado continuo. El nuevo cambio en la valoración habría forzado a las entidades a realizar más provisiones por culpa de sus metrovacesas

Giro hacia otros negocios

Cuando el mercado inmobiliario comenzó a renquear varias fueron las firmas del sector que decidieron buscar nuevos nichos de oportunidad. Aquí encajan firmas como montebalito que ya en 2009 apuraba por desvincularse de todo aquello con sabor a ladrillo para centrarse en las energías renovables. Urbas guadahermosa, ahora denominada urbas grupo financiero, también recurrió al negocio de las energías limpias de la mano de la búlgara elektra aunque terminaría desistiendo en su intento

Parquesol

La absorción de la inmobiliaria parquesol por parte de la constructora san josé en 2008 dio lugar a un nuevo grupo empresarial diversificado con actividades relacionadas con el ladrillo, obra civil y los servicios de edificación, pero también más alejadas como el sector de la energía o la tecnología. La firma resultante cotiza en bolsa bajo la marca san josé

Inmobiliarias con poca negociación

Inmobiliaria del sur, sotogrande y testa son firmas del sector que cotizan en la bolsa bajo la modalidad de fixing, un sistema contratación para valores pequeños, de escasa liquidez y que se negocian únicamente en dos momentos de la sesión. La inmobiliaria de nh y la filial de sacyr son dos de las empresas de la bolsa con menor número de acciones circulando libres en el mercado y en muchas sesiones apenas se intercambian títulos. También existen otras  inmobiliarias de menor tamaño y calado , ya que su presencia se limita a alguno de los cuatro parqués que hay en España