Información sobre vivienda y economía

Mariano Muixí: “Arquia nunca ha llegado a financiar grandes promociones ni segundas o terceras viviendas”

Mariano Muixí, director general de Arquia

Que la Caja de los arquitectos, Arquia, haya sobrevivido al estallido de la burbuja inmobiliaria tiene una buena explicación: durante el boom fue prudente tanto en la concesión de préstamos hipotecarios, como en la inversión. Mariano Muixí, director general de la entidad, asegura que han evitado hacer una banca especulativa captando primero depósitos y luego dando créditos, mientras que las cajas de ahorros daban más créditos que depósitos.

Con más de 30 años a sus espaldas, Arquia cuenta con 108 empleados en las principales ciudades de España. Su afán ahora es hacer una banca de clientes y captar no sólo arquitectos, sino también otros profesionales como abogados o médicos.

¿Cómo es posible hacer una banca no especulativa?

Hemos intentado tener siempre un ratio de liquidez elevado. Siempre hemos captado primero depósitos y luego hemos dado créditos, mientras que las cajas de ahorros daban más créditos que depósitos. Hemos hecho una gestión prudente. Además, nuestro cliente, el arquitecto, conocía bien el mundo inmobiliario e invertía con cabeza.

¿Qué tipo de operaciones inmobiliarias habéis financiado?

Hemos invertido en promociones de viviendas pequeñas en buenas ubicaciones. Nunca hemos entrado en financiar grandes promociones ni segundas ni terceras residencias. Apenas tenemos suelo y lo que tenemos está dotado al 100%. Así que nunca hemos entrado en operaciones de riesgo.

¿Llegasteis a otorgar crédito promotor?

Sí pero de muy bajo riesgo y en operaciones pequeñas y muy bien localizadas. Tenemos sucursales en las principales ciudades de España.

¿Cuál es la principal fuente de ingresos del banco?

Nuestra estructura de balance es fundamentalmente la parte de ingresos por créditos y luego la inversión básicamente en deuda pública.

¿Con qué productos captáis a los clientes?

El producto estrella nuestro es la cuenta corriente porque no cobramos comisiones y esto hoy es un factor diferenciador. El 'sin comisiones' hace que hoy cualquier profesional que tiene un trasiego de cobros y pagos lo agradezca. En cuanto a créditos, ofrecemos hipotecas, préstamos personales y ahora mismo estamos sacando productos nuevos, como el préstamo rehabilitación para quien quiera reformar su casa.

¿Y cuáles son las condiciones de la hipoteca?

Ofrecemos una hipoteca de euríbor más un diferencial del 1,75% pero en función del cliente, hacemos luego un traje a medida.

Hoy en día hay hipotecas con diferenciales más bajos que rozan el 1%, ¿cómo competís con esas hipotecas baratas?

Hay hipotecas más baratas pero te obligan a firmar mayores vinculaciones, como seguros de vida, domiciliación de nóminas, etc. Nosotros somos transparentes. Hoy por hoy no tenemos vinculaciones en nuestra hipoteca. Es decir, no tenemos letra pequeña.

¿Hasta qué porcentaje del valor de tasación de la vivienda financiáis?

Hasta el 80%. Nuestra banca es tranquila, lo que significa que gestionamos el negocio con una prudencia en la gestión del riesgo notable.

¿Qué morosidad hipotecaria tiene Arquia?

La morosidad total es del 13,9% y casi todo es hipotecaria. De la cartera crediticia total, un 90% es hipotecaria. Pero creemos que la morosidad ha iniciado la fase de descenso.

¿Habéis llegado a efectuar ejecuciones hipotecarias de particulares?

Muy pocas. Con un ‘loan to value’ correcto, nuestro cliente ha podido vender su vivienda porque estaba bien ubicada.

¿Habéis concedido hipotecas en lo que va de año?

Estamos en cifras muy modestas. Lo que sí estamos financiando es la construcción de viviendas en régimen de comunidad de propietarios, que son auto-promotores. En estas operaciones no hay riesgo comercial porque la operación ya está vendida de entrada. Esta autopromoción junto con la rehabilitación de viviendas son dos fórmulas de reactivación del sector inmobiliario.  

El peso de los arquitectos en la clientela de la caja

¿Qué peso tiene el arquitecto en el negocio del banco?

El 60% de los clientes están vinculados a la arquitectura y el 40% restante está enfocado a otros colectivos profesionales, como abogados o médicos. Y antes de la crisis el peso de los arquitectos era mayor, era un 80%-20%.

¿Cómo ha evolucionado el número de clientes?

En 2001 teníamos 94.500 clientes y a 10 de abril de este año contamos con 115.000 clientes. Esto supone un aumento del 48%.