Información sobre vivienda y economía

Knightsbridge apuesta por una nueva residencia de estudiantes en Madrid

Wikimedia commons
Wikimedia commons
Autor: Redacción

La firma especializada Knightsbridge Student Housing vuelve a invertir en España para levantar una residencia de estudiantes con la compra del edificio que albergaba las antiguas rotativas de la Gaceta de Madrid, en el centro de la capital. Allí proyecta edificar un nuevo centro con más de 350 plazas que se unen a las residencias Galdós, El Faro y San Bernardo.

Knightsbridge suma una nueva apuesta por el sector residencial para estudiantes universitarios con su cuarta oferta para Madrid. Con esta compra, se ha hecho con la imprenta de los Sucesores de Rivadeneira, las antiguas rotativas de la Gaceta de Madrid, ubicadas en la Cuesta de San Vicente, que desemboca en la Gran vía de la capital.

La adquisición incluye varios edificios adyacentes que permitirán el desarrollo de 10.500 m2. De esta operación se desconoce el montante final.

"Por su localización junto a la Plaza de España, el Campo del Moro y Madrid Río aseguran una amplia oferta de servicios y zonas verdes para los estudiantes”, sostienen desde la compañía. "El transporte público mediante metro, cercanías y autobuses urbanos e interurbanos queda asegurado gracias a la cercanía de la Estación del Príncipe Pio, y facilita el acceso a las Universidades situadas dentro de la ciudad, y a los campus universitarios de las afueras de la Madrid", añaden.

 En 2012, Knightsbridge adquirió la residencia universitaria Galdós por 20 millones de euros. Situada en la avenida Ramiro de Maeztu, 2 (Madrid), cuenta con 370 camas y una superficie de 16.000 m2.

A comienzo de este año, comenzó la construcción de la residencia universitaria El Faro, con base en la calle Isaac Peral esquina con la Plaza de Cristo Rey, una de las entradas a la Ciudad Universitaria de Madrid.

Se estima que esté acabado para septiembre de 2016 y contará con 358 habitaciones y seis plantas más la planta baja. La superficie total será de 8.000 m2 sobre rasante más otros 3.000 m2 bajo rasante. La inversión inicial ha sido de unos 22 millones de euros.

La compañía británica gestiona ya, a través de su operadora The Student Housing Company, otra residencia de estudiantes en la calle San Bernando de Madrid, que abrirá para 2016, además de la construcción de dos nuevas residencia en Barcelona y una en Alcalá de Henares.