Información sobre vivienda y economía

Campos de golf o un club náutico, los últimos activos de Martinsa Fadesa a la venta por 67 millones

Autor: Redacción

La administración concursal de la constructora Martinsa Fadesa continúa con su proceso de liquidación por lo que acaba de sacar a la venta un nuevo lote de activos valorados en 67 millones de euros, repartidos por la geografía nacional. Cabe destacar la venta de tres campos de golf en Málaga o la participación en el Real Club Naútico en Sanxenxo, en Pontevedra, además de viviendas y suelo.

En el marco del proceso de liquidación de la compañía, la administración concursal de la inmobiliaria propiedad del empresario Fernando Martín ha puesto a la venta 23 parcelas rústicas y urbanizables en Valladolid, tres campos de golf en Málaga, una urbanización en Logroño o la participación que tiene en el Real Club Náutico Sanxenxo (Pontevedra). Se pueden presentar ofertas por cada uno de los activos hasta el próximo 3 de noviembre.

Entre los activos en venta se encuentra el 48% de la sociedad Casasola Explotaciones Agropecuarias, por un precio mínimo de 32,5 millones de euros. La sociedad cuenta con 23 parcelas rústicas y urbanizables en Valladolid.

Por otro lado, también vende el 33,3% de la sociedad Inversiones Inmobiliarias Rústicas y Urbanas 2000, por un coste mínimo de 17,9 millones de euros.

Otras de las sociedades en venta es el 31,82% de la sociedad Guadalmina Golf, por un precio mínimo de 7,95 millones de euros, que cuenta con tres campos de golf en Marbella (Málaga).

También vende directamente la Urbanizadora Club de Campo de Logroño por 8,6 millones de euros. El precio del Real Club Náutico de Sanxenxo sale al mercado por un simbólico 162.000 euros.

A finales de 2014, el presidente de la compañía, Fernando Martín, fue incapaz de refinanciar su deuda de 7.200 millones de euros tras haber logrado superar en 2011 el mayor concurso de acreedores de la historia de España y a principios de marzo de 2015 solicitó formalmente su liquidación, que actualmente está en proceso de ejecución. Sus principales acreedores son Sareb, Caixabank, Popular y Abanca.