Información sobre vivienda y economía

Caída histórica en la venta de viviendas usadas y nuevas en eeuu

Autor: @dmontero

La venta de viviendas de segunda mano en estados unidos sufrió en noviembre una caída del 8,6%, hasta una tasa anualizada de 4,49 millones de unidades, frente a las 4,91 unidades (dato revisado a la baja) del mes pasado, según the National Association of Realtors. El dato es peor de lo previsto por los expertos, que estimaban que las ventas de casas usadas quedaría en 4,93 millones viviendas

El número de viviendas sin vender en el mercado representa 11,2 meses de stock si se vendiese a los ritmos actuales. La compra de viviendas en algún proceso de embargo hipotecario y los short sales (viviendas vendidas por sus dueños por debajo del valor de la hipoteca como medida desesperada antes de entrar en todo el proceso de embargo) representaron el 45% de las ventas del mes

El precio medio por cada venta cayó un 13,2% respecto al año anterior, hasta los 181.300 dólares. Se trata de la mayor caída desde que comenzó el registro de datos en 1968. El aumento del paro, las ejecuciones hipotecarias y la restricción del crédito podrían empeorar esta situación

Las venta de viviendas nuevas, en mínimos

Las viviendas nuevas tampoco levantan el vuelo. Así, las transacciones de este tipo de casas cayó un 2,9%, hasta un ratio anual de 407.000, el mínimo nivel en 17 años. Los expertos esperaban una caída, pero sólo hasta 415.000 unidades. Esto es un 35% por debajo del nivel de hace un año

El precio medio de estas ventas también descendió. En este caso, un 11,5% respecto al año anterior, según los datos del Commerce Department. Así, el precio medio de la vivienda nueva quedó en 220.400 dólares

Pese a todo, hay una buena noticia. Los promotores consiguieron reducir el stock, ya que consiguieron vender más casas de las que se terminaron. Así, el inventario de viviendas nuevas en venta descendió a un ritmo record del 7%. Hasta las 374.000 viviendas, su nivel más bajo desde febrero de 2004. A los ritmos actuales, equivale a un stock de 11,5 meses, frente a los 11,8 meses de octubre. Aún así, es el doble de lo que se recomienda tener en un mercado estable