Información sobre vivienda y economía

Así es la grúa más grande del mundo: puede levantar un avión comercial a 84 metros de altura

Autor: Carlos Salas (colaborador de idealista news)

Se llama Kroll K-10000 y se ha ganado el adjetivo de la grúa más grande del mundo. Hasta su parte más alta mide más de 120 metros. Su brazo mayor tiene 100 metros de largo,  y puede cargar hasta 240 toneladas de peso o, lo que es lo mismo, levantar a pulso un avión comercial pequeño cargado hasta los topes de pasajeros y maletas. Su dimensión es tal, que para desmontarla se tardan 43 días.

Claro que para compensar la carga necesita también unos contrapesos equivalentes a 240 toneladas. Su tamaño es tan gigantesco que tiene en la cúspide otra pequeña grúa para cargar los contrapesos. 

La Kroll K-10000 se ha hecho tan famosa que ha aparecido en programas de televisión de máquinas monstruosas. Pesa más de 10.000 toneladas y ahora se planea fabricar una de 25.000 toneladas. Su solidez le permite resistir vientos con una fuerza de 240 kilómetros por hora.

La K-10000 mueve pesos a una altura estándar de 84 metros de modo que cualquier grúa normal puede trabajar debajo sin riesgo de colisión.

Está fabricada por la empresa danesa Kroll que la recomienda expresamente para realizar cargas voluminosas en puertos o en grandes obras civiles. Afirma que con una de estas grúas se ahorra mucho tiempo, es fácil de transportar por tierra o mar y su coste de mantenimiento es muy pequeño.

Según la revista digital Cranes Today Magazine, el mayor cliente de estas grúas elefantiásicas es China. Con sus gigantescas obras públicas en marcha, necesita maquinaria de gran tamaño para ahorrar tiempo y dinero. Se calcula que puede ahorrar entre seis y nueve meses de trabajo en la construcción de una moderna central nuclear.

Asimismo, estas grúas son ideales para construir barcos de carga y portaviones cada vez más grandes, como los Post Panamax  que esperan cruzar pronto la tercera esclusa del Canal de Panamá.

Según el blog ingenieríaycomputación, la Kroll tiene unos cabestrantes especiales, sin comparación en el mundo. “No tiene uno, sino dos cabestrantes independientes, que son capaces de actuar sincronizados o trabajar en longitudes distintas. De hecho el gancho del tren inferior es capaz de cruzarse con el superior, una extraña rareza de esta enorme máquina”.