Información sobre vivienda y economía

Arabia Saudí quiere crear un "smart city" de la nada con 400.000 millones de euros

Neom
Neom
Autor: @Jairo Mejía

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammad bin Salman Al Saud, tiene un sueño: una ciudad robotizada, ultratecnológica, inteligente y llena de talento a orillas del Mar Rojo, en una extensión que hoy no es más que arena y desierto.

Salman Al Saud, de 32 años y llamado algún día a convertirse en rey de la mayor potencia petrolera del mundo, congregó la semana pasada al consejero delegado de Blackstone, Stephen Schwarzman, y al del mayor fondo de inversión tecnológica, Masayoshi Son, de Softbank, para presentar a bombo y plantillo una nueva ciudad: Neom.

Para que Neom (una mezcla del vocablo del latín para nuevo y mustaqbal, futuro en árabe) se convierta en realidad, el príncipe saudí espera contar con 500.000 millones de dólares (420.000 millones de euros) de inversión.

La idea es que Neom, que antes de contar con alcalde ya cuenta con un CEO, tome forma el año 2030, con 26.5000 kilómetros cuadrados de una ciudad que se extendería por tres países: Arabia Saudí y las vecinas Jordania y Egipto y generaría 100 millones de dólares anuales.

La urbe quiere estar a la altura de Dubai, a la que le llevó décadas convertirse en un iman de inversión y turismo, pero con más robots que habitantes y con el internet de las cosas y la inteligencia artificial como eje central del desarrollo.

En la presentación en Riad de Neom, Salman al Saud aseguró que crear una nueva ciudad de la nada tiene sentido a la hora de diseñar una smart city, ya que es mucho más fácil que adaptar una ciudad ya existente a un mundo con transporte automatizado, edificios inteligentes, fuentes de energía renovables y semilleros de empresa biotecnológicas y de lo más puntero a nivel industrial.

Bloomberg
Bloomberg

No obstante, no es la primera vez que Arabia Saudí intenta levantar una ciudad utópica para inaugurar un nuevo tipo de desarrollo económico menos dependiente del petróleo. Anteriormente, lo intentó con la Ciudad Económica del Rey Abudlá, un proyecto que esperaba ser el hogar de 2 millones de personas y hoy por hoy solo tiene 5.000 habitantes.

Neom, que ya ha recibido  un compromiso de inversión de 20.000 millones de dólares (17.200 millones de euros)​ por parte de Blackstone y 45.000 millones (38.700 millones de euros) de Softbank, pretende ser la primera ciudad que cotice en bolsa y convertirse en un ejemplo de un nuevo tipo de desarrollo futurista y rentable.