Información sobre vivienda y economía

Quién está detrás del mayor fabricante de casas de Estados Unidos

Foto: Lennar
Foto: Lennar
Autor: Redacción

Junto a sus hermanos, Stuart A. Miller tiene en su poder más de 22 millones de acciones de Lennar valoradas en alrededor de 1.000 millones de euros. Stuart es el primer ejecutivo del nuevo gigante estadounidense de la construcción de viviendas. Lennar acaba de acordar la compra de CalAtlantic Group, una operación valorada en alrededor de 8.000 millones de euros (incluida deuda por valor de 3.600 millones) que crea un líder en la primera economía del mundo con capacidad para facturar cerca de 15.000 millones de euros anuales.

Estos son los poderes del imperio que se gestó a finales de los años cincuenta del siglo pasado en Miami (Florida). Entonces, Gene Fisher y Arnold Rose constituyeron F&R Builders, a la que se incorporaría Leonard Miller en 1956. El nombre de Lennar no llegaría hasta el año 1971, un año antes del salto del grupo al mercado bursátil.

Aquella pequeña compañía que creció al ritmo del ‘boom’ del mercado inmobiliario estadounidense es hoy un trasatlántico que goza del favor de los inversores (la acción de Lennar sube alrededor de un 40% este año), que esperan de Stuart A. Miller que ponga el grupo resultante a velocidad de crucero en el tiempo más rápido posible.

El año pasado, Lennar fue capaz de construir más 26.000 viviendas y obtuvo unos ingresos de cerca de 9.500 millones de euros gracias también a su negocio hipotecario y de gestión integral de la compra y venta de inmuebles. Unas cifras que se quedarán pequeñas si los planes de Miller (que supo capear con éxito el gran pinchazo del mercado inmobiliario generado por la crisis financiera que empezó en 2008) salen adelante.

Con la compra de CalAtlantic Group, Lennar gana el tamaño suficiente para imponer sus reglas. En medio de un renovado ‘boom’ del mercado residencial estadounidense, Miller tiene entre sus manos una empresa más fuerte a la hora de negociar costes y de marcar líneas rojas en la siempre ardua tarea de la negociación, tanto de puertas adentro como hacia fuera con los proveedores. Para eso pagará una prima cercana al 30% por CalAtlantic Group.

La operación ha despertado algunas dudas. Sobre todo, porque dispara el nivel de endeudamiento del grupo. Sin embargo, el mercado espera que la operación empiece a crear valor a partir del año que viene. Miller cuenta con el voto de confianza de los analistas bursátiles, que en plena crisis le han visto aplicar un estilo de gestión agresivo a la vez que inteligente en los duros años de la crisis.

En los momentos más difíciles, Lennar compró grandes cantidades de suelo a precios atractivos. Una apuesta que ahora está rentabilizando al máximo y que le ha permitido sacar adelante una operación corporativa que le da el liderazgo en el negocio de construcción de viviendas. Ahora, deberá demostrar que es capaz de crear las sinergias suficientes para consolidar su posición de mandamás en un negocio en auge en plena subida de los tipos de interés en Estados Unidos.